Uruguay ante un beneficio riesgoso tras la suspensión de exportaciones de carne de Argentina

La decisión del Gobierno argentino de cerrar las exportaciones de carne vacuna por 30 días fue un baldazo de agua fría para el sector cárnico del país vecino. Pero para Uruguay puede ser una oportunidad: habrá más espacio para colocar carne en el verano europeo y en la inmensidad del mercado chino. El ministro  Uriarte fue muy cauto en sus comentarios, lo que sube demasiado luego puede bajar bruscamente.

“A un mercado que ya está con una fuerte demanda por carne vacuna la suspensión de las exportaciones argentinas es un ingrediente más que puede acelerar el incremento de precios. De todos modos, aun no se sabe el alcance de la medida, la cantidad de cortes que abarca y por cuánto tiempo se tomará”, dijo Ricardo Reilly, delegado de la Asociación Rural del Uruguay (ARU) en el Instituto Nacional de Carnes (INAC) a Tiempo de Cambio de radio Rural.

“Cuando sale de la cancha un gran competidor como Argentina –que representa el 20% de las compras de China y tiene una fuerte presencia en Europa- se genera una oportunidad para Uruguay en el corto o mediano plazo, pero en el largo plazo no es positivo y son medidas nocivas que generan sobre reacciones inflacionarias” indicó Reilly.

Miguel Schiariti, presidente de la Cámara de Industria y Comercio de Carne y Derivados de Argentina dijo a Tiempo de Cambio de radio Rural que “La situación es caótica, no hay ni un decreto ni una resolución ministerial que establezca el cierre de las exportaciones. Hubo un anuncio a través de un comunicado y una conversación personal del presidente argentino con la Cámara de Exportadores. Pero efectivamente está sucediendo, ya hay problemas con los embarques y un desconocimiento absoluto de cómo se va a implementar esta prohibición. No se sabe si lo que ya está procesado se va a dejar exportar, si la carne kosher con destino a Israel se va a poder enviar, entre otros”.

“Si se cierran los mercados para Argentina, seguramente Uruguay, Brasil y Paraguay van a tener una colocación extra y mejores precios en el mercado internacional. Fundamentalmente con la Cuota 481 con destino a Europa”, indicó Schiariti.

“No creo que sean 30 días de cierre solamente. Tenemos como antecedente que cuando Néstor Kirchner cerró las exportaciones por 30 días –en 2006- el plazo se extendió hasta 2015. Por eso Argentina perdió tanto mercado en los últimos 10 años y con esto se perdió el 20% del stock, se cerraron fábricas, se perdieron empleos, etc.”, dijo.

Según informó Infobae en base a la proyecciones del consultor ganadero Victor Tonelli, las pérdidas se calculan en torno a los US$ 250 millones y están en riesgo 100.000 puestos de trabajo. Pero las consecuencias de la medida inconsulta con el sector van más allá de lo económico y se advierte que lo más lamentable sería la pérdida de confianza de los importadores en Argentina, una desaceleración de la faena, algo que va a repercutir directamente en el productor primario e impactar en la producción ganadera.

China recibe el 76% de las exportaciones de Argentina. A Estados Unidos se comercializan los cortes con faena kosher y cortes para la industria. Y a Israel se venden los cortes del delantero, similar a los de EEUU, y a Europa los cuatro cortes de mayor calidad: los dos bifes, cuadril y lomo.

 

Noticias relacionadas

Pulseada de precios en el mercado del gordo

Javier Lyonnet

Faena semanal 35% abajo de los números de 2021

Javier Lyonnet

Remate histórico con precios récord en Plaza Rural

Javier Lyonnet