Trabas logísticas no quitan firmeza al mercado ganadero

La semana empieza con una firmeza sostenida en el mercado ganadero, que aún no parece verse afectado por las trabas logísticas que amenazan las exportaciones de carne. La industria sigue faenando a toda máquina (ver Récord de faena para agosto: más de 204.000 vacunos), y ya se han concretado envíos por puertos de países vecinos, como Valparaíso en Chile o de Río Grande del Sur en Brasil.

Hasta ahora no estaba autorizada la salida de carne para EEUU y la Unión Europea por otros puertos fuera de Uruguay, pero en las últimas horas el MGAP habría habilitado la salida de carne vacuna a esos mercados desde puertos de la región, según informó Monitor Ganadero.

Una alta participación de ganado de corral en lo que va de agosto, en plena ventana de faena para cuota 481, mejoró el posicionamiento de la industria,  con entradas que siguen entorno a los diez días, dependiendo de la planta. Esta semana termina la faena para cuota y se espera una mayor presión de compra sobre los ganados de campo.

Los mejores novillos – esos que casi no se encuentran- cotizan entre US$ 4,30 y US$ 4,35 por kilo en cuarta balanza, estables respecto a la semana pasada.  Las vacas de punta, bien gordas, cotizan entre US$ 4,05 y US$ 4,10, con preferencia industrial por esta categoría.

En el mercado de reposición predomina la firmeza y se vio reflejado en el remate de Pantalla Uruguay del viernes pasado. Un mercado “firme y estable”, dijo el presidente del consorcio, Federico Jaso, a Tiempo de Cambio de radio Rural.

Los terneros mostraron un ajuste a la baja frente al remate anterior. Promediaron US$ 2,33 por kilo en pie, 5% debajo de los US$ 2,46 de julio. Aunque supera en 5% los US$ 2,22 logrado en mismo mes del año pasado. Fue la categoría más voluminosa y con varios lotes arriba de los 180 kilos, que incide en el precio por kilo pero si se observa el valor al bulto (US$ 422) superó al del  remate anterior (US$ 402).

Las terneras mostraron una leve suba mensual (0,5%) con demanda de la invernada. Y con un impulso particular para las definidas Hereford, demandas para exportación en pie. Promediaron US$ 2,22; 3% por encima de un año atrás.

Sigue la escalada de precios de los ovinos, con una solidez imparable a pesar de que empieza a aumentar lentamente la oferta. En promedio el cordero pesado cotiza sobre US$ 4,40 y cruza al novillo.

Para el consignatario “seguramente en el correr de setiembre vamos a tener una firmeza en el gordo bien interesante” y en la medida que se consolide un buen arranque de la primavera habrá espacio para que la reposición pueda ganar algún centavo más.

 

Noticias relacionadas

La soja arranca el 2022 a pie firme, baja la proyección de producción del Mercosur

Eduardo Blasina

Precio de terneros de exportación subió 12% en dos semanas

Javier Lyonnet

Entradas ágiles y precios muy firmes para el ganado gordo

Javier Lyonnet