18.4 C
Montevideo
abril 21, 2024

Sin acuerdo en el Mar Negro y con lluvias en EEUU reabre el mercado de granos tras semana de ajuste

El mercado de granos hizo una pausa por el feriado de Labour Day en Estados Unidos y este martes reabre luego de una semana de ajuste que llevó la soja 2024 a US$ 510 y el trigo diciembre a US$ 218 por tonelada,  y con el telón de fondo de la reunión sin acuerdo por el corredor de granos del Mar Negro que mantuvieron el lunes los presidentes de Rusia, Vladimir Putin, y de Turquía, Recep Tayyip Erdoğan.

El presidente ruso estimó en 130 millones de toneladas la cosecha de cereales de su país este año, y exportaciones de 60 millones de toneladas. Egipto cerró una compra adicional de 500.000 toneladas de trigo ruso a unos US$ 280 por tonelada, se informó este lunes.

Pendiente del clima en EEUU, principalmente en el mercado de soja, la bolsa de Chicago volverá a abrir este martes con pronósticos de buenas lluvias para los próximos 6 a 10 días y temperaturas ya no tan extremas sobre los cultivos de soja y maíz.

El arroz ratifica su firmeza por encima de US$ 20 por bolsa en Brasil en contraste con el descenso de la soja, el trigo y el maíz.

En el mercado europeo el trigo mantuvo la tendencia bajista este lunes, acompañado de la colza que perdió parte de las ganancias de la semana anterior y cerró a US$ 518 en la bolsa francesa Matif.

En Uruguay las lluvias acompañan un buen desarrollo de las plantaciones de colza, cebada y trigo, que han recibido aplicaciones contra hongos en las últimas semanas tensando las existencias de funguicidas en el mercado.

Se esperan rendimientos dentro de los promedios para el trigo y la cebada para alcanzar una zafra razonable en un entorno de mercado cambiante. El trigo arrancó agosto en el eje de US$ 260 en el mercado de Chicago y cerró el mes sobre los US$ 220.

Es posible que el área de maíz de primera en Uruguay sea mayor a la de los años anteriores, ayudada por los pronósticos de lluvias en primavera que prometen buenos rendimientos.

En Argentina las lluvias importantes del fin de semana reducen la incertidumbre y el deterioro en los cultivos de trigo necesitados de agua y mejoran las condiciones para la próxima siembra de maíz en las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe.

En Brasil se estima que se plantará un área menor de maíz y crecería la superficie de soja en la próxima cosecha.

Noticias relacionadas

Menor rinde, más demanda y región cara afirman valores de maíz

Ricardo Sosa

La cosecha de cebada viene mejor de lo esperado

Javier Lyonnet

Soja desanduvo el camino de la semana pasada y bajó, el trigo también y subió

Eduardo Blasina