Se entonan los precios para el ganado gordo y los mejores novillos cruzan los US$ 4,20

El ascenso gradual de precios por el ganado ganó ritmo en la última semana. Las industrias pusieron el pie en el acelerador, con una faena que sorprendentemente se sostuvo arriba de las 50.000 cabezas semanales, con una limitada oferta de ganados bien terminados.

Los mejores novillos cruzan los US$ 4,20 por kilo en cuarta balanza, para ganados pesados, terminados, de avena. Los novillos generales de campo, más sentidos, tienen su mercado y cotizan en torno a US$ 4. Las entradas a planta están ágiles, de una semana a diez días. De este modo el novillo local se afirma por encima de las referencias en Brasil, que se ubican entorno a US$ 4,16 para el novillo en San Pablo (R$ 320 por arroba de 15 kilos). En Uruguay hay operaciones puntuales por los mejores novillos de verdeos que superan los US$ 4.30.

En vacas hay un rango de precios más amplio, desde US$ 3,80 para las más generales hasta US$ 4 para lotes especiales, de buena calidad y carcasas bien pesadas. Lotes numerosos y pesados superan los US$ 4.

La vaquillona especial –muy pedida por el abasto- cotiza entre US$ 4 y US$ 4,05, con lotes de excepcionales que pueden alcanzar los US$ 4,10. Las cargas en promedio rondan una semana.

La faena de corral no cuota incide en los altos volúmenes de faena (ver nota aparte) pero no afecta a los precios del ganado terminado a pasturas.

Esta dinámica es impulsada por un mercado internacional muy demandante, no solo por parte de China, que mantiene la firmeza con valores altos y demanda estable. Sino también de otros mercados como Europa (con algún ajuste de precios) y EEUU.

En tanto, se profundizan las dificultades logísticas. La Asociación de la Industria Frigorífica (Adifu) y la Cámara de la Industria Frigorífica (CIF) se reunieron la semana pasada con MGAP, Aduanas e INAC para tratar este tema, dijo el presidente de CIF, Daniel Belerati, al programa 100% Mercados de radio Rural. «Estamos al límite» de la capacidad de frío en Uruguay, subrayó.

El mercado del gordo responde a la firmeza de la demanda internacional, mientras que el mercado de reposición responde a la menguada disponibilidad forrajera. La relación flaco/gordo se mantiene netamente a favor de la invernada. “Y vale la pena de hacerse de los ganados antes de la primavera”, dijo a Tiempo de Cambio de radio Rural Carlos de Freitas, del escritorio del mismo nombre.

En ovinos muy firme en todas las categorías, con buenos precios y cotizaciones negocio a negocio. Los corderos tocan los US$ 4,10 el borrego acompaña y la oveja y el capón alcanzan los US$ 4.

Noticias relacionadas

El precio de exportación no afloja

Cecilia Ferreira

Novillo en Argentina perdió 15% contra la inflación este año

Javier Lyonnet

Argentina arriesga su tercera zafra adversa consecutiva, y lo pagan los tamberos de Uruguay

Eduardo Blasina