Se enfría el mercado de ganado gordo en el pico de faena de cuota

Con diferencias notorias entre plantas y escasa tracción de la demanda, el mercado del gordo se enfrió en el correr de la semana al entrar en el pico de faena de ganado de corral para cuota 481.

Después de un par de subas sin motivos aparentes se retomó la tendencia a la baja de las categorías a faena, dijo Américo Pont, de Innova Campos y Ganado.

“Seguimos sin señales de reactivación de los mercados, y con la mayoría de las plantas abocadas a procesar ganados de corral, por lo cual se evidencia el típico enfriamiento» de estos períodos”, apuntó.

Por novillos se ofrecía este miércoles entre US$ 3,45 y US$ 3,55 en cuarta balanza, con plantas compradas más largas y entradas hasta 15 días, por la faena de ganados de corral propios o negocios ya acordados que permiten a la industria estar más abastecida, señaló Jose Aicardi, director de Megaagro, en Identidad Rural de Radio Rural.

La vaca en el eje de US$ 3,20 a US$ 3,30 alguna vaca pesada, negocios estos que cuesta concretar en el caso de vacas buenas a bien terminadas.

Las vaquillonas en US$ 3,45 con algún abasto más apurado que puede ofrecer algún centavo más, indicó Aicardi.

La incógnita es si la oferta de ganado de verdeos proveniente del vaciado de los puentes verdes a partir de setiembre, “alargará la apatía en los valores”, según Pont.

Para el presidente de la Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG) Joaquín Falcón hay diferencias notorias entre plantas y “si el factor clima sigue ayudando y se concretan lluvias que mejoren el nivel forrajero, se van a dificultar los negocios en el mercado del gordo”.

En algunos casos las plantas dejan de pasar precio entrada la semana, y otras que van completando faenas tratan de pasar precios por debajo de lo que se maneja, indicó Falcón. “Vamos a seguir teniendo esas variaciones en el mercado”, anticipó.

También hay disparidad por parte de la oferta, con muchas propuestas que no se concretan por el buen nivel forrajero a nivel general, que lleva a que los productores traten de aguantar los ganados para ganar kilos, con una reposición difícil de conseguir y a valores altos.

Lanares: más fluidez en corderos

En ovinas hay escasa oferta producto de la época y una fuerte faena en todo el año. “Lamentablemente se han achicado muchas majadas por el factor lana con valores resentidos, y sistemas que han ido desplazando al ovino”, dijo Falcón.

La demanda en categorías de cordero tiene una mayor fluidez de colocación aunque se sigue con una penalidad por carcasas pesadas, predomina la demanda por carcasas livianas. La suba de valores no muy significativa se movió por mayor demanda y una escasa oferta, a US$ 2,90 el cordero y US$ 2,40 ovejas y capones.

Noticias relacionadas

Inflación en una meseta, baja el dólar y sube el petróleo

Javier Lyonnet

Importaciones chinas de leche en polvo entera caerán 6% en 2022

Cecilia Ferreira

Gonzalo Valdés será nuevo delegado de ARU en la junta de INAC

Cecilia Ferreira