Se consolida la lógica de la estabilización en los granos

Apuntábamos la semana pasada que el mercado parecía ir rumbo a una estabilización en valores altos pero por debajo del pico previo al informe del USDA de mayo. Aun en medio de una fuerte volatilidad, ese sigue siendo el escenario que vemos como más probable para junio, cuando empezará a estar clara la situación de los cultivos en EEUU y la lógica de la siembra brasileña 2021.

El mercado de granos estadounidense atravesó una semana volátil que terminó cerca del empate, con el trigo un poco más flojo que soja y maíz. Las lluvias en EEUU en las zonas agrícolas, los vaivenes de los fondos de inversión, y la actividad de los compradores chinos continúan como los factores clave de Chicago.

En esa paridad, la soja cerró con ligeras subas, mientras que el maíz quedó casi sin variantes. El trigo fue la excepción a la estabilidad, con leves bajas en la cuenta regresiva de la cosecha de invierno en el hemisferio Norte.

En soja sigue el debate sobre la producción de Argentina, entre 43,5 y 47 millones de toneladas, en cualquier caso muy baja. El bajo nivel de stocks de EEUU y las fuertes ventas de Brasil llevan a suponer que el mercado se estabiliza en los actuales niveles. Tras superar los US$ 550 la estabilidad parece ubicarse algo arriba de los US$ 500 Nueva Palmira a lo que se debe comercializar lo que queda de esta zafra. La de la próxima cosecha ya se puede colocar sobre los US$ 465.

En maíz el mercado sigue muy volátil, es donde más inciden las compras de China,  lo principal a ver de esta semana. El comienzo del cultivo en EEUU es favorable. Mañana sabremos cuánto. Pero China y sus compras han hecho el piso de los precios.

Según el USDA, aproximadamente el 24% de la superficie destinada a la producción de maíz experimenta algún grado de sequía.

Mañana martes se conocerá la primera calificación sobre el estado de los cultivos de maíz. El mercado estará expectante por conocer el punto de partida de la condición de los. cultivos

Por último, hoy el USDA no confirmó nuevas ventas de maíz 2021/2022, como buen parte de los operadores esperaba.

 

Los precios del trigo terminaron la semana con bajas en Chicago y en Kansas. El mercado se encuentra bajo la presión del próximo inicio de la cosecha de las variedades de invierno en Estados Unidos  y en Europa.

Pero hay pocos argumentos para la baja. Muy poco  stock de soja en EEUU,  una sequía grave en Brasil y desde Rusia la consultora SovEcon recortó su pronóstico sobre la nueva cosecha de trigo, de 81,70 a 80,90 millones de toneladas, un volumen que se mantiene abajo de los 85 millones de toneladas previstos por el USDA.

Más allá de la presión por inicio de la cosecha de invierno, el mercado seguirá con atención lo que ocurra con el clima sobre las zonas productoras de trigo de primavera, dado que los cultivos necesitan un aporte de humedad considerable y en el corto plazo. Pero en el corto plazo la cosecha de invierno pesa más.

Noticias relacionadas

Soja 2021 ya supera los US$ 325 por tonelada y Chicago amenaza con seguir subiendo por estado de los cultivos

Ricardo Sosa

Maltería Oriental lanzó su plan cebada 2020, UPM sale con el programa de carinata

Ricardo Sosa

Mayo de poca agua, una perspectiva que se afianza

Eduardo Blasina