25 C
Montevideo
febrero 21, 2024

¿Qué proyecta el USDA para la lechería de Nueva Zelanda?

Mejores condiciones para el crecimiento de las pasturas, que se tradujeron en un fuerte crecimiento de la producción de leche de Nueva Zelanda en el primer cuatrimestre del año, llevarán a una suba de 2% interanual en la producción de leche de Nueva Zelanda en 2023. Se espera que alcance 21,5 millones de toneladas, informó la oficina del USDA en Wellington en su reporte Dairy and Products Semi-annual, publicado la semana pasada.

Stock. Más leche no se corresponde con un aumento del stock. Por el contrario, el rodeo lechero de ese país continúa en caída desde el pico de 2015. Asimismo, el promedio por establecimiento tuvo un pequeño incremento, con un promedio de 449 vacas.

Producción y exportación de LPE. China sigue siendo el principal comprador de leche en polvo entera (LPE) de Nueva Zelanda, con una participación de mercado promedio que ronda el 40%. Sin embargo, en los últimos 12 meses ha caído la producción de LPE, con parte de la producción que se ha trasladado hacia otros productos como queso, manteca, concentrado de proteína, fórmula infantil, grasa anhidra, y leche en polvo descremada.

Con una demanda más débil de China el año pasado para leche en polvo entera, también ha habido un cambio en las exportaciones a otros productos.

La oficina del USDA proyecta una producción de LPE de 1,45 millones de toneladas, levemente por encima del año pasado. Las exportaciones se proyectan también en 1,45 millones de toneladas, marcando una reducción respecto al reporte anterior pero por sigue por encima del año pasado.   Durante los primeros cuatro meses de 2023, los volúmenes de exportación a los mercados globales  son  similares a los de 2022, pero las exportaciones al mayor consumidor, China, ya habían disminuido un 13%.

Alrededor del 95%% de toda la leche producida en Nueva Zelanda se exporta como leche o productos lácteos, con ingresos por NZ$ 22.600 millones 2022 (US$ 14.200 millones). Los lácteos representan el 35% de las exportaciones totales de productos de Nueva Zelanda y alrededor del 5,9% del producto bruto interno (PBI). La industria emplea aproximadamente a 49.000 personas. La mayoría de los productos lácteos de Nueva Zelanda dependen de dietas en base a pasturas, aunque la mayoría de los establecimientos también utilizan alimentos comprados/importados y otros cultivos forrajeros.

Precio al productor y suplementación. Un alto precio al productor – que fue récord en la temporada pasada-  fomentó el aumento del uso de suplementación. En la temporada pasada el país importó la mayor cantidad de alimentos para el ganado  de la historia, destinados principalmente al sector lácteo.

Sin embargo, Fonterra, la principal industria láctea de ese país marcó bajas en la proyección del precio al productor  para el próximo ejercicio, a un rango de US$ 4,57 a US $ 5,51 por kilo de sólidos, con un punto medio US$ 5,04.

Con esta baja de precios y el aumento de los costos de los insumos agrícolas debido a la inflación y las tasas de interés, esto podría impactar en la producción y la compra de suplementos importados. En los primeros cuatro meses de 2023 las importaciones de alimentos para ganado de Nueva Zelanda están 4% por detrás del año anterior.

Noticias relacionadas

Novillo en Brasil sigue presionado a la baja

Javier Lyonnet

Frigorífico Canelones detiene actividad afectado por la falta de agua

Cecilia Ferreira

Importaciones chinas de lácteos cayeron en marzo

Cecilia Ferreira