Mercado del gordo firme con oferta escasa de ganados especiales

El mercado de la hacienda gorda mantiene la firmeza con valores levemente superiores que la semana anterior y nada parece indicar que en el corto plazo bajen los precios. La avidez de la demanda industrial llevó la faena a máximos de tres años y medio. La oferta por ganados gordos especiales es escasa mientras que con los buenos precios se incrementó la oferta de ganados buenos y generales.

Según la estadística del Instituto Nacional de Carnes, el novillo gordo –que incluye negocios de campo y de corral- promedió US$ 4,036 por kilo en cuarta balanza, tres centavos más que la semana anterior. Con máximos de US$ 4,32 probablemente por ganados de corral, pero con la gran mayoría de negocios concretados a US$ 4,02.

Los novillos gordos de campo promediaron US$ 3,98 por kilo en cuarta balanza, cuatro centavos más que los US$ 3,94 de la semana anterior y se consolida como el más alto desde comienzos de 2020.

En el caso de la vaca, el precio promedio por todos los animales comercializados la última semana fue de US$ 3,73 por kilo cuarta balanza, dos centavos más que la semana anterior, registrándose una considerable cantidad de operaciones a US$ 3,90.

Las vaquillonas fueron junto con los novillos las que más subieron: promediaron US$ 3,83 las de campo y US$ 3,92 las que incluyen también ganados de corral. Con valores máximos que superaron los US$ 4,20 en corrales.

Santiago Sánchez de Victorica y Asociados dijo a Blasina y Asociados que “El mercado está firme y seguramente esta tendencia se mantenga. Las entradas están largas, hasta 20 días principalmente por un aumento en la oferta de ganados generales o buenos y por la faena de ganados de corral. La mayor firmeza es por ganados especiales (que en el caso de los novillos cruzan los US$ 4) son los que más escasean”.

El mercado de reposición no acompaña la firmeza del gordo. En el campo, la concreción de negocios mermó lo que llevó a un ajuste a la baja en los valores. La oferta está pretenciosa y la demanda cautelosa debido a la baja disponibilidad de pasto. Se mantiene la preferencia por negocios cortos como vacas de invernada y novillitos.

En el 164º remate de Lote21 los terneros bajaron levemente respecto al remate del mes pasado a US$ 2,31 por kilo en pie, con máximos de US$ 3,16 por un lote de terneros livianos y mínimo de US$ 2,12 por un lote de terneros pesados. Los novillitos de dos a tres años se mantuvieron estables en US$ 1,84.

Los lanares mantienen la firmeza de precios con una demanda industrial que supera ampliamente la oferta. El cordero cotiza entorno a los US$ 3,85 por kilo; los borregos a US$ 3,8; y la oveja a US$ 3,60 por kilo.

Noticias relacionadas

Las vacas dominan la faena por quinta semana consecutiva

Javier Lyonnet

Uruguay está cerca de completar cuota de 20.000 toneladas en EEUU

Cecilia Ferreira

Liquidación de vientres en Argentina: faena crece 17% en 2023

Javier Lyonnet