Marfrig y Progan en alianza para exportar carne orgánica a EEUU

Una parte del presupuesto de más de US$ 52 millones que Marfrig destinará a inversiones en Uruguay en 2022 estará dedicado a construir la cadena de distribución de carne orgánica que exporta a EEUU, dijo el CEO de Marfrig, Miguel Gularte, a Tiempo de Cambio en Radio Rural.

“La estructura de carne orgánica la estamos haciendo a través de National Beef en EEUU y debemos con eso garantizar la materia prima y los instrumentos de distribución en EEUU, entonces la semana que viene nuestro CEO de Uruguay Marcelo Secco, y nuestro director comercial Marcelo Muttoni viajan a EEUU donde vamos a visitar clientes y establecer alianzas en ese sentido”, indicó Gularte.

Para desarrollar el aumento de la producción de carne orgánica el grupo Marfrig firmó un acuerdo a principios de año con la cooperativa de productores Progan, que está operativo hace unos meses.

“De esta forma vamos a tener más acceso a materia prima orgánica para exportación, principalmente al mercado de EEUU”, señaló el CEO del gigante brasileño.

El presidente de la cooperativa Progan, José Gayo, dijo a Conexión Ganadera que el acuerdo con Marfrig persigue el objetivo de “valorizar nuestra carne”. Progan tiene unos 250 productores socios, y unos 140 o 150 producen carne orgánica.

Gayo explicó que la cooperativa tenía un convenio como proveedores de ganado con PUL, luego extendido a Minerva, y el acuerdo generado el año pasado con Marfrig es una alternativa más de comercialización, beneficiosa por el sobreprecio que se paga por la condición de carne orgánica, un 2% o 3% sobre la cotización.

“Parte de los socios trabaja con Marfrig y parte con Minerva; no se puede ser productor orgánico para los dos, porque el que se certifica como orgánico y le da el certificado al productor, es el frigorífico”, explicó Gayo.

El proceso es el siguiente: cuando el productor manifiesta interés, el frigorífico le hace una visita y detalla las pautas del protocolo que tiene que seguir, y luego dos o tres veces por año recibe la visita de la certificadora Control Union, que le hace observaciones –o no- sobre el protocolo de carne orgánica.

Ese protocolo supone una gestión prolija y específica: registrar todos los procesos, desde recuentos de los ganados periódicos y registrados, boletas de compras de insumos, fechas de trazabilidad, de destete, cómo stockear los productos. Hay una limitación de insumos, así como condiciones específicas de manejo. Por ejemplo, los terneros deben castrarse chicos y el establecimiento debe tener un potrero para aislar animales que sea necesario tratar por indicación veterinaria, apuntó el presidente de Progan.

Gularte valoró la trayectoria de Uruguay como un diferencial en la carne orgánica y su experiencia de mejora continua.

“Uruguay debe ser sin duda uno de los mayores productores de carne orgánica del mundo, con un expertise y producción de muchos años”, dijo el CEO de Marfrig.

“La demanda de carne vacuna como un todo creció en EEUU”, expresó Gularte, “vemos una oportunidad excelente para la carne a pasto en general, y en particular para la carne orgánica”.

Según Gayo el promedio anual de faena de reses orgánicas es de 50.000 cabezas. Si bien no hay un volumen establecido en el abastecimiento a Marfrig “se quiere crecer lo más que se pueda”, dijo el presidente de la cooperativa de productores ganaderos.

Tanto Minerva como Marfrig, indicó, “nos han mostrado que hay interés importante en la carne orgánica”.

 

Noticias relacionadas

Faena de vacas lecheras fue la más baja en seis meses y consolida tendencia descendente

Cecilia Ferreira

Los mejores novillos alcanzan los US$ 4,10; Uruguay logró cumplir con el cupo Hilton

Cecilia Pattarino

La soja intenta rebotar, el maíz sigue bajando

Eduardo Blasina