La zafra de terneros se adelantó por la sequía

Los terneros que se vendían en abril se están vendiendo ahora, adelantando la zafra, afirmó Federico Jaso, integrante de Pantalla Uruguay, en Tiempo de Cambio de radio Rural.

“No veo que vayamos a tener una zafra cargada en abril y mayo, antes de invierno; los que vendían en abril ya vendieron esta semana y están anotando para el próximo el 15 de marzo, es una zafra más distribuida”, afirmó.

En el remate de febrero –lunes 27 y martes 28- los terneros promediaron US$ 2,44, un aumento de 10% en los promedios que se adjudica a la numerosa categoría de menos de 140 kilos, mientras que bajó la oferta de terneros sobreaño, abundante en enero. El mes pasado los terneros habían promediado US$ 2,21 por kilo.

“El mercado estaba, se vendió con agilidad y muy bien”, dijo Jaso.

También subieron los promedios de las terneras, de US$ 1,85 a US$ 2,18, un incremento de 15%. Y 9% los lotes de terneros y terneras que promediaron US$ 2,08. En ambos casos los valores están casi 20% debajo de los de febrero de 2022.

Los novillos se mantuvieron estables, con demanda ágil de los corrales por animales en el entorno de 350 a 400 kilos. Si bien los números de los corrales en el engorde son negativos existe una expectativa de valorización a tres meses, y se visualiza como una oportunidad porque “cuando llueva de verdad el mercado de reposición va a cambiar”, apuntó Jaso.

La falta de pasto se sintió en los novillos de 250 a 340 kilos con destino a invernador.

La vaca de invernada es la categoría más retrasada. Promedió US$ 1,43 con un ajuste de 5% respecto a febrero y casi 30% en dólares abajo del mismo mes de 2022. Un buen negocio para los invernadores cuando lleguen las lluvias. Según Jaso solo en algún caso eran vacas sentidas, pero en general vacas en buen estado de 370 a 400 kilos.

Las piezas de cría también corrigieron a la baja, 4% respecto a enero. Es una categoría elegida para ajustar cargas y con lotes en estado más desparejo, con vacas sentidas y terneros chicos que bajaron los promedios. “Pero hubo demanda y se vendió bien”, estableció el director de Jaso & Jaso Negocios Rurales.

Teniendo en cuenta el contexto forrajero y la persistente sequía la oferta fue mayor en volumen a otros febreros –más de 15 mil cabezas- y el consorcio se mostró conforme con las ventas.

Escuche a Federico Jaso en Tiempo de Cambio

Noticias relacionadas

La restricción argentina a las exportaciones “solo expondrá aún más el déficit de proteínas en China”

Cecilia Ferreira

Precio de exportación cayó y fue el más bajo desde marzo de 2021

Cecilia Ferreira

Reposición: recuperación de precios y colocación casi total en Plaza Rural

Javier Lyonnet