La soja en máximos de 8 meses y sigue subiendo

Los daños que siguen causando los calores extremos y la falta de lluvias en zonas de Brasil, Argentina y Paraguay siguen moviendo al alza el precio de la soja y el maíz. También hay problemas en el centro de Brasil por exceso de lluvias complicando la cosecha. El precio de la soja alcanzó este lunes máximos de ocho meses y cerca de los máximos históricos llegaron a superar los US$ 560 por tonelada puesta en Nueva Palmira la semana pasada, llegar a US$ 580 esta semana. A su vez las lluvias moderadas en Uruguay permiten a los productores ilusionarse con una cosecha mejor de la que se esperaba.

Se esperan pocas lluvias y altas temperaturas en Argentina esta semana, y las fuertes lluvias en el noreste de Brasil amenazan con detener el trabajo de campo y en algunas áreas pueden inundar los campos. Por otro lado, la lluvia llegó la semana pasada a Paraguay y el sur de Brasil, pero ya demasiado tarde para impulsar los rendimientos de la soja.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires en Argentina recortó la semana pasada su perspectiva para la producción de soja a 42 millones de toneladas métricas desde un pronóstico anterior de 44 millones de toneladas métricas debido a la severa sequía de los últimos dos meses.

La bolsa de granos de Rosario recortó el mes pasado su estimación de producción en un 11% a 40 millones de toneladas.

El Departamento de Agricultura de EE. UU. proyectó en enero una producción de soja en Argentina de 46,5 millones de toneladas métricas, frente a los 49,5 millones de toneladas del mes anterior. El próximo informe del USDA se divulgará este miércoles 9 de febrero.

Tigo y maíz aflojaron la semana pasada pero rebotaron este lunes. Particularmente en el caso del trigo el temor a una guerra entre Rusia y Ucrania ha mermado. Este viernes empiezan las olimpíadas de invierno en China y se descuenta que no se disparará un conflicto por parte de Rusia en las próximas semanas.

Celina Mesquida, broker de la firma RJ OBrien en Chicago explicó la pasada semana que las exportaciones de soja de Brasil fueron las segundas mayores de la historia en enero y pueden ser récord en febrero. Pero al mismo tiempo la proyección de producción de Brasil cayó de 145 millones de toneladas a 130 millones o menos. El próximo informe de USDA será mirado con mucha atención en esa proyección. También Paraguay y Argentina tendrán recortes en la producción prevista.

Un panorama por ahora muy favorable para Uruguay porque además la avidez por soja ha llevado a que se pague casi lo mismo que el precio Chicago, US$ 580 por tonelada. En lo productivo hay un buen desarrollo de los cultivos pero en el que falta ver que sucede en la segunda quincena de febrero y marzo. La Niña ha pegado en Artigas, zonas de Salto y de ahí para el norte desbalanceando un mercado que ya venía frágil por los bajos stocks de EEUU.

También se destaca al comienzo de esta semana el repunte del precio del arroz en Brasil, que también sufrió pérdidas por falta de agua y exceso de calor. El grano más rezagado en precios tiene al menos una luz de esperanza de repunte.

 

Noticias relacionadas

Endeudamiento de la industria frigorífica aumenta 20% interanual

Cecilia Pattarino

Minimo repunte de la lana en Australia, empezaron las esquilas preparto en Uruguay

Eduardo Blasina

Precio de exportación supera por primera vez los US$ 5.000, pero el productor no puede festejar

Eduardo Blasina