La industria se estira para captar la escasa oferta de ganado gordo

La firmeza de precios se mantiene en el mercado del gordo al promediar la semana, con mucha demanda en todas las categorías y entradas muy cortas, de entre 4 y 5 días en un marco de muy poca oferta.

La industria bajó su operativa en la última semana y la faena cayó por debajo de las 35 mil cabezas, con plantas cerradas como San Jacinto, Colonia y Canelones, o reduciendo turnos como el frigorífico Tacuarembó.

“Precio hay, hemos colocado novillos gordos bien buenos hasta US$ 3,95 por kilo, pero un camión solo; se logran los US$ 4 y de repente algo más por novillos bien completos de 520 kilos, en cantidad”, dijo a Ganadería.uy el consignatario Joaquín Abelenda, director del escritorio Walter H. Abelenda.

En vacas la punta se ubica sobre US$ 3,75 pero la industria “se estira un poco ante ganados de pastura bien buenos y pesados”, afirmó Abelenda, “porque directamente no hay ganados”.

Por novillos faltos de terminación los precios corrientes no bajan de US$ 3,75 y el piso para las vacas livianas está en US$ 3,50 por kilo.

Tanto en vacas como en vaquillonas la demanda es firme y las cargas ágiles. Por vaquillonas buenas de 460 o 470 kilos en planta los precios son similares a los del novillo, US$ 3,90, aunque mayormente se están comercializando vaquillonas livianas de 420 o 430 kilos para el abasto.

Operadores del mercado sostienen que la falta de ganado preparado no se corregirá en el corto plazo, aunque la presión de la demanda se alivie parcialmente desde fines de julio y en la primera mitad de agosto por la tercera ventana anual de faena de corral para cuota 481.

En reposición la demanda es selectiva, con mayor interés por ganados preñados garantidos y alguna categoría como novillos livianos para encierros. Las heladas y la situación forrajera enfrían el interés por otros negocios. La relación flaco/gordo bajó por 10ª semana consecutiva y se ubica por debajo de 1,25, mejorando la cuenta a favor del invernador.

En ovinos la faena de la última semana fue la faena más baja del año en un mercado complicado. “Aparecerá oferta tras las esquilas pero la majada nacional sufrió muy duro el exceso de lluvias y ahí se explica la disponibilidad de oferta preparada, faltan unas cuantas semanas más para ver señales positivas y que el nivel de actividad se recupere”, sostuvo en Radio Rural el operador Gustavo Basso, director de Bamidal y Gustavo Basso Negocios Rurales.

Noticias relacionadas

Faena de novillos en abril fue la más alta en seis años para ese mes

Cecilia Pattarino

Se desploman los precios domésticos de la carne vacuna en China

Javier Lyonnet

MGAP confirmó que fue encontrado frasco con producto tóxico que estaba perdido

Cecilia Ferreira