Fuerte rebote de los cereales en la apertura de la semana

La guerra recrudece, los puertos de Ucrania no solo no se abren sino que son bombardeados y el precio del trigo lidera el rebote de cotizaciones para volver al nivel que ha sido sostén de los últimos tiempos, algo por encima de los US$ 400 por tonelada para la posición diciembre.

 

Pero el estado de los cultivos en EEUU mejora y la siembra progresa. Difícil que los precios vayan más allá del repunte del lunes. Lo más probable es una nueva estabilidad, entre la mejora de la demanda de China y la mejora también de las perspectivas de producción de EEUU.

La semana pasada fue dominada por un cierto optimismo en cuanto a facilitar la salida del grano de Ucrania, una expectativa que se ha visto decepcionada y más aún contrastada por bombardeos rusos a la capital de Ucrania y a depósitos de granos en el puerto de Mikholaiv, lo que provocó un fuerte rebote de los precios esta semana. Las subas tienen un cierto techo dado el buen avance en el final de la siembra de EEUU y el buen estado de los cultivos de maíz y soja, que luego de empezar tarde, finalizan correctamente la siembra. Difícilmente el repunte vaya más allá de sus actuales niveles.

Además el cultivo de maíz empieza en muy buen estado. Está el 94% del maíz sembrado, lo normal para el cierre de la siembra. Y 73% está de bueno a excelente (el mercado esperaba 68%).

En soja está el 78% sembrado, también lo normal para esta época (79% promedio de los últimos cinco años). La semana próxima empezará el rankeo del estado de la soja, que aparenta también empezar muy bien. También se puso a tiro la siembra de trigo de primavera. Entre tanto empezó la cosecha de trigo de invierno, que va en 5% del área trillada. Mejoró un poco el estado del trigo que sigue siendo malo, 30% de bueno a excelente algo mejor que la semana previa.

Por ahora las exportaciones solo se mantienen firmes en maíz. Será interesante ver que pasa a lo largo de esta semana. Las operaciones en el puerto de Shanghai continúan recuperándose después de que finaliza el cierre, el tiempo de espera de los contenedores se reduce a la mitad desde el pico de abril.

Buen comienzo de semana de todos modos, que mantiene a la soja entre US$ 625 y US$ 630 por tonelada como para terminar la cosecha en buen tono.  Mientras que la cebada también repuntó y todo se mantuvo con un tono firme, la colza sobre los US$ 725 por tonelada. La cosecha prácticamente terminada en soja, avanzando en maíz y sorgo.

La niebla ha dificultado la siembra de invierno pero todo lleva a pensar que será sembrada en fecha, antes de que termine junio. La soja permanece estable cerca de sus máximos históricos.

Las exportaciones de soja de la semana en 350.416 toneladas estuvieron por debajo de las 403.617 de la semana anterior y del rango previsto por los operadores, de entre 400.000 y 600.000 toneladas.

En cambio las exportaciones de maíz por 1.434.683 toneladas, estuvieron por encima de las 1.411.734 toneladas del informe anterior y cerca del máximo previsto por los privados.

Las exportación de 352.779 toneladas de trigo, estuvo por encima de las 344.907 toneladas del reporte anterior y dentro del rango previsto por los operadores, de entre 300.000 y 500.000 toneladas.

Noticias relacionadas

El mercado del gordo se sigue afirmando con US$ 5,10 como piso para el novillo

Javier Lyonnet

¿Querés unirte a nuestros grupos de whatsapp? Hacé click aquí

Cecilia Ferreira

Remisión a Conaprole cerró el año 4% arriba de 2020

Cecilia Ferreira