21.1 C
Montevideo
marzo 9, 2021

Escasez de contenedores complica la exportación de carne

La exportación de carne enfrenta un problema atípico e inessperado, una escasez de contenedores que está subiendo fuertemente los precios del transporte, particularmente en las ventas destinadas a China.

La situación fue confirmada a Ganadería.uy por dos fuentes industriales que advirtieron de lo delicado de la situación y del alto costo de fletes que se da en este momento, particularmente agravado esta semana.

“Dalian esta cerrado, hay recargos en los fletes de aproximadamente US$ 1000 por contenedor”, comentó un industrial. “Todavía no hay una escasez física de contenedores para exportar, pero el precio al que se consiguen es una locura” comentó otro industrial consultado.

El diario El País de Madrid explica que “ una espectacular recuperación de los pedidos desde el exterior en las últimas semanas, el parón (freno) en la fabricación de contenedores, y el hecho de que muchos de ellos hayan quedado varados en Europa vacíos tras viajar en el primer semestre del año y no regresar está provocando una inusitada escasez de contenedores. Eso, unido a los problemas causados por la pandemia en los puertos, está impidiendo que los envíos lleguen a tiempo, y ha disparado los precios a niveles sin precedentes: de unos 2.000 dólares por un contenedor de cuarenta pies hace un par de meses, hasta los 12.000 que según fuentes del sector han llegado a cobrarse a remesas rumbo a Inglaterra.”

“Al volver a abrirse los mercados en el cuarto trimestre de 2020 se produjo un aumento —por encima de lo esperado— de la reposición de existencias, sobre todo en EE UU y en Europa, que nos ha llevado hasta la situación actual de congestión en los puertos”, explicó a El País de Madrid Concepción Boo, responsable de prensa de la empresa danesa de logística Maersk”.

En el mismo sentido se pronunció Nils Haupt, de la naviera alemana Hapag-Lloyd: “Está todo vendido para las próximas semanas. Nuestros barcos van tan llenos que no cabe ni un ratón”. Sus 234 barcos tienen carga asignada para rato, y su caso, lejos de ser una rareza, es ahora la normalidad. “La gente en EE UU y Europa tiene dinero gracias a los programas de ayuda de los Gobiernos, no pueden viajar, apenas salen a cenar ni compran entradas para eventos, así que están sentados muchas horas en su casa y quieren mejorarla: transportamos muchos muebles, sofás, camas, televisiones, videojuegos y equipamiento deportivo como bicicletas”, señala. A esa lista se unen las ventas de material de protección sanitario, del que China es el mayor productor.

Noticias relacionadas

Aumentó 2,5% remisión a Conaprole en ejercicio 2019/2020; en agosto se amplía la brecha

Cecilia Ferreira

Siguen los buenos valores en el mercado de reposición

Cecilia Pattarino

Uruguay evalúa importar vientres desde Argentina

Cecilia Ferreira