17.6 C
Montevideo
octubre 26, 2020

El trigo se suma a la corriente alcista, buen precio para la cebada

Desde el miércoles pasado todo cambió para mejor en el panorama de precios agrícolas, por lo que Uruguay se encamina a una interesante cosecha de cultivos de invierno (colza, cebada y trigo) y avanza en la siembra de cultivos de verano con un ánimo que mezcla la muy interesante expectativa de precios con la amenaza de falta de agua que deriva de La Niña. Mientras en EEUU avanza la cosecha pero no logra hacer retroceder precios de maíz y soja. La superficie cosechada de soja en EEUU pasó de 28% a 38% en la última semana y va mucho más avanzada de lo normal. En el caso del maíz va 25% cosechado. Aun así hoy la soja en Chicago logró mantenerse firme, pero el que se disparó fue el trigo.

En soja otro factor que juega es la sequía en zonas del centro de Brasil que vienen demorando la siembra y que demoran el futuro abastecimiento en la próxima cosecha. Además hay apuestas fuertes en Chicago a una suba de la oleaginosa. La Niña amenaza en momentos de sorpresivo bajo stock estadounidense y con ventas que ya fueron muy fuertes en el Mercosur.

Todo cambió desde el miércoles cuando el informe trimestral de stock de granos de EEUU arrojó números sorpresivamente bajos que revelan que tanto las exportaciones como el uso interno estuvieron mucho más activos de lo que se suponía. Este lunes el trigo se sumó a la firmeza con una suba muy relevante por amenazas al cultivo por sequías en EEUU, Argentina, Rusia y Ucrania. Este lunes se pudo vender cebada a US$ 214 por tonelada.

Así las cosas, EEUU tiene mucho menos grano guardado del que se suponía y por lo tanto la avidez por asegurarse trigo, soja y maíz es mucho mayor. El stock de soja en EEUU pasó de 24,7 millones de toneladas un año atrás a 14,2 millones de toneladas a setiembre 2020, el mercado esperaba 15,7 millones. La escasez causó una fuerte alarma en la tarde posterior al anuncio, este miércoles, un estado de ánimo que perduró hasta la tarde del jueves, aunque ya el cierre fue más calmo. En los números que le importan al productor uruguayo, hasta la semana pasada podía cerrar sus primeros kilos de soja a US$ 350, el miércoles y jueves pudo hacerlo sobre los US$ 362.

La posición julio 2021 de la soja en Chicago que dos meses atrás estaba sobre los US$ 350 volvió a los US$ 380 que tuvo un par de semanas atrás y que había cedido ante el avance de la cosecha estadounidense. Este martes siguió en suba y ya se paga US$ 365 por la soja puesta en Nueva Palmira. Los productores uruguayos no captaron la totalidad de la suba del martes, pero vuelven a tener un precio de arranque por lo menos 10% superior al del año pasado en dólares. Desde la suba fuerte del miércoles, el mercado se mantuvo estable para soja y maíz por la presión de la cosecha  y ha redoblado la firmeza en el trigo por sequías en EEUU, Rusia, Ucrania y el norte de Argentina.

La suba por lo tanto impacta sobre el mercado de la cebada que en Uruguay se referencia en base a los precios del trigo en Chicago. También en trigo EEUU está con menos stock que un año atrás y menos de lo que los analistas esperaban. En lugar de los 61 millones de toneladas el USDA contabilizó 58,7 millones, un año atrás había 63,8 millones Además hay atraso en la siembra de Ucrania por sequía. Pero el comportamiento fue similar al de la soja: una suba fuerte el miércoles que no continuó el jueves.  De esa forma el precio en Chicago para el trigo de diciembre de 2020, referencia para la cosecha local pasó a ubicarse sobre los US$ 210 desde el miércoles para acercarse a US$ 215 este lunes, luego de moverse este año  entre US$ 195 y US$ 200 .

Para los productores uruguayos la posibilidad de cerrar kilos de cebada entre US$ 208 y US$ 215 cuando habitualmente se considera favorable un precio superior a los US$ 200 por tonelada. Y los cultivos de cebada, los más resistentes a la falta de agua en muy buen estado, con chacras que pueden pasar los 5.000 kilos. El trigo opera firme sobre los US$ 190 por tonelada. También con buena expectativa de rendimiento porque además del precio, las lluvias del pasado fin de semana y algunas lluvias del día miércoles dieron impulso al llenado de grano, al tiempo que persisten noches frías favorables. No se concretaron heladas el pasado  fin de semana de modo que el rendimiento eludió un factor de riesgo, que también amenazaba al maíz que está en plena emergencia.

Las lluvias permiten una buena implantación del cultivo de maíz. El maíz en Chicago en la posición más corta pasó a US$ 150 luego de operar un buen  tiempo sobre los US$ 130. Este lunes se mantuvo estable mientras la cosecha sigue.

Los precios locales permanecen firmes tanto por la distancia que ya hay respecto a la cosecha como por lo más engorroso que ha sido la importación en tiempos de pandemia. Al mismo tiempo China comprando activamente agrega otro factor de firmeza

Argentina concretó una baja de retenciones a las exportaciones de soja que es parcial y transitoria, medida del gobierno para acelerar la exportación y el ingreso de divisas que tiene poco impacto.

Es importante la suba de precios de estas dos semanas porque se da en plena cosecha de EEUU. Una cosecha que viene a ritmo vertiginoso por una sequía importante que facilita el accionar de la maquinaria. Esta semana el progreso de la cosecha continuó a gran ritmo.

Más calmo está el arroz en Brasil, donde las importaciones llevaron los precios de la bolsa de US$ 20 a US$ 18,50, que de todos modos es un aliciente para que se siembre con ganas por estos días mientras se espera un precio definitivo de la zafra pasada con mejoras importantes respecto a lo pactado como precio provisorio.

 

Noticias relacionadas

Área de sorgo para ALUR casi se duplicó respecto a la zafra pasada

Ricardo Sosa

Empieza la cosecha de soja con fuerte baja respecto a la de 2020

Eduardo Blasina

Buenas perspectivas para el trigo local, Brasil define el rinde y en Argentina se siente el déficit hídrico

Ricardo Sosa