22 C
Montevideo
febrero 29, 2024

El dólar se dispara en Argentina y en Uruguay sigue planchado

El dólar blue cerró a $ 462 en Argentina este lunes, una suba de $ 20 respecto al viernes, y acumula una suba de 17% en abril. Mientras que en Argentina la divisa estadounidense no para de subir y el gobierno sube las tasas de interés para contener la inflación anual de tres cifras, en Uruguay el dólar operó a la baja por segunda jornada consecutiva tras la reducción de 11,5% a 11,25% de la Tasa de Política Monetaria la semana pasada.

Evolución de la cotización del dólar en Uruguay en 2023. Gráfico: Bevsa

La brecha cambiaria entre el dólar oficial y el blue alcanzó el 110% en Argentina este lunes.

En Uruguay, donde el dólar interbancario bajó 0,15% para cerrar a $ 38,90 este lunes, economistas consultados por el Banco Central redujeron de $ 41,50 a $ 41,30 la expectativa de cotización del dólar para fin de año.

El Euro se mantiene fuerte, cotizando por encima de US$ 1,10. En Brasil el dólar frenó su recuperación y cotizó el lunes ligeramente a la baja, a RS 5,04. En EEUU las bolsas siguen con atención las señales económicas previas a la reunión de la Reserva Federal de la semana próxima que marcará si se mantiene la agresiva política antiinflacionaria de aumento de tasas.

La situación en Argentina es cada vez más compleja, y las proyecciones de caída del PIB e incremento de la inflación son cada vez menos alentadoras. Los últimos informes de los bancos internacionales J.P. Morgan, Goldman Sachs y BNP Paribas advierten sobre una aceleración de los precios y una baja fuerte de la actividad.

Según JP Morgan, Argentina será el país de peor desempeño en 2023 entre los 40 que analiza la institución: estima una caída de 3,3% del PBI y una inflación de 122,2%. Para el 2022 proyecta que la economía caerá 1,7% del producto y la inflación llegará al 150,3%.

El banco Goldman Sachs, por su parte, analizó el último incremento de tres puntos porcentuales de la tasa de interés del Banco Central, que subió a 81% nominal anual, equivalente a una tasa efectiva anual de 119,4% y de 6,7% de tasa mensual.

“En general, la credibilidad de las políticas sigue siendo débil y el riesgo de una pérdida aún más grave del control monetario y de precios es alto. Las reservas internacionales se están agotando y los intentos del Gobierno de contener los aumentos de precios no han tenido éxito. La dinámica de la inflación se ha deteriorado y la inercia ha aumentado. Ahora, la alta inflación está profundamente arraigada en los mecanismos de formación de precios y salarios”, señala Goldman Sachs.

El petróleo se mantuvo relativamente estable. El barril de Brent cotizó el lunes a US$ 82,56 con un incremento de 1% y podría cruzar los US$ 80 esta semana, por un descenso de la demanda.

Noticias relacionadas

El dólar se afirma en el mundo

Javier Lyonnet

La mejora del crecimiento global comienza a debilitar al dólar

Javier Lyonnet

La inflación en Uruguay no cede; se agrava la crisis del gas en Europa

Javier Lyonnet