China con dificultades de abastecimiento y JBS paralizada por un cyberataque

Los ciberataques y sus correspondientes extorsiones llegaron a la industria frigorífica y nada menos que a la mayor industria del mundo. JBS luchaba este miércoles para volver a funcionar, pero todavía no se ha normalizado, agregando un factor más a una oferta de carne que está lejos de ser suficiente para abastecer al insaciable apetito de China, donde el precio de la carne no para de subir.

La producción comenzó a reanudarse en nueve plantas de JBS en los Estados Unidos el miércoles. Miles de trabajadores de las plantas de carne de res, cerdo y aves de corral de JBS en Australia, Canadá y Estados Unidos se vieron afectados debido a que los turnos fueron alterados o cancelados el lunes y martes. Muchas de las plantas de carne de cerdo y de aves de corral de JBS y una planta de carne de res en Canadá estaban al menos parcialmente operativas el martes. Se trata del 20% del ganado de carne que se faena a través de JBS, la mitad de esa carne es exportada a Asia, más de 30% va para China, el resto para Japón y Corea del Sur.

 

El precio en China mientras no paran de subir, aproximadamente 20% por encima de los del segundo semestre de 2019.

Funcionarios sindicales dijeron el miércoles que las plantas de carne de vacuno estaban operativas pero que aún no estaban a plena capacidad. JBS había dicho el martes por la noche que la «gran mayoría» de sus plantas reabriría al día siguiente.

A cualquiera le puede tocar y parecen haber pocas defensas para estos ataques. Ayer mismo el mayor barco de la armada iraní se hundió por un misterioso incendio que se atribuye a un cyber ataque israelí y dos semanas atrás el principal oleoducto de EEUU, el Colonial fue paralizado, la semana pasada los principales hospitales de Irlanda y decenas de ataques similares pero menores no son parte de los titulares.

En todo caso, un factor más que lleva los precios de la carne en China bastante por encima de los niveles de 2019. A eso se suma esta semana el  fortalecimiento del real en Brasil que consolida el precio del novillo por encima de los US$ 4 por carcasa.

Qué más puede pasar para empujar hacia arriba el precio de la carne? Veremos que sucede en Argentina donde parecen abrirse negociaciones para que las ventas se normalicen, pero en cualquier caso lo alto de los precios también significa un riesgo. Cuando el mercado se altera tanto, algo siempre puede pasar.

Esperemos no sea un cyberataque.

Noticias relacionadas

JBS y Marfrig buscan reducir el impacto ambiental

Cecilia Pattarino

Argentina: el cese de comercialización de hacienda “fue acatado muy fuertemente”

Cecilia Ferreira

Cae la faena de vacunos con una gran participación de novillos

Cecilia Pattarino