Alerta roja climática en Brasil empuja los precios de los granos

La fuerte caída de los precios de los granos al cierre de la semana pasada se revirtió este lunes por los negativos pronósticos meteorológicos para los cultivos en Brasil y la soja de la cosecha 2024 alcanzó US$ 517 por tonelada, el precio más alto desde el 27 de agosto.

El mercado de granos había cerrado el viernes 10 con un panorama nítidamente bajista para soja y maíz, influenciado por la producción récord de maíz que se pronostica en EEUU y la cosecha de soja mayor a lo que se esperaba. El trigo perdió casi todo lo que había ganado en la semana.

El informe mensual del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) elevó la producción de soja y maíz en Estados Unidos el jueves, un escenario que el mercado no esperaba.

Pero este lunes el escenario cambió. Los mercados respondieron con nerviosismo ante una alerta roja por ola de calor y muy baja humedad relativa en Brasil hasta el viernes.

Mientras las zonas trigueras y arroceras del sur siguen recibiendo lluvias en exceso, en el centro-norte y noreste del país la falta de humedad enlentece la siembra de soja. Con 61% de avance el registro es el más bajo de las últimas cuatro temporadas y si el clima no cambia va a ser difícil que supere los 160 millones de toneladas. Las consultoras comienzan a recortar las previsiones de producción: AgRural la bajó de 164,6 a 163,5 millones de toneladas.

Para Uruguay la referencia de US$ 517 en Chicago se traduce en algo más de US$ 460 por tonelada con primas que han descendido para los mercados productores de América del Sur.

Otro factor alcista es la demanda firme de China por soja estadounidense.

El atraso en la siembra de soja y una eventual cosecha tardía de la oleaginosa podría desembocar en un retraso de la siembra de la safrinha de maíz. Si la campaña de maíz se aleja de las fechas ideales de siembra el área podría recortarse y afectar una producción ya afectada por precios más bajos.

La cotización del maíz en Chicago repuntó US$ 5 por tonelada respecto al viernes y cerró a US$ 187 la posición diciembre y US$ 197 por tonelada para mayo de 2024.

El trigo mostró un repunte marginal y cotizó a US$ 212 por tonelada para la posición diciembre pese a las señales potencialmente alcistas de las tensiones en el Mar Negro, el atraso de la siembra en Europa por lluvias excesivas –en particular en Francia, principal productor-, el recorte de las cosechas en Argentina y Australia y las previsiones de daños en los cultivos de Brasil.

En los mercados están pesando más el enlentecimiento de las exportaciones de EEUU, el alza de las existencias finales proyectada por el USDA la semana pasada en el mercado estadounidenses y la fluida salida de trigo ruso barato.

En Uruguay el precio del trigo bajó un escalón, a las puertas de la cosecha. Después de varias semanas en el eje de US$ 218 a US$ 220 este lunes las referencias de los operadores se situaban en US$ 212 a US$ 215 por tonelada.

La cebada para malterías también retrocedió en el comienzo de la semana a entre US$ 208 y US$ 210 por tonelada y la cebada de exportación se mantiene en US$ 185/ton.

La colza, inestable, subió ligeramente y cotiza entre US$ 382 y US$ 384, lejos de los US$ 400 por tonelada que alcanzó la semana pasada.

Noticias relacionadas

“Persiste y se agrava el atraso y la pérdida de valor de compra del dólar”, reclamaron gremiales del litoral

Cecilia Ferreira

Así arrancaron los mercados este martes 5 de setiembre

Cecilia Ferreira

Agronegocios del Plata celebra su 20° aniversario

Cecilia Ferreira