19 C
Montevideo
diciembre 1, 2021

Vamos a un futuro muy gravemente caluroso, informe contundente del IPCC

El informe divulgado hoy por el Panel Intergubernamental del Cambio Climático resulta de extrema gravedad y lo cambia todo. Todo deberá ser neutral en gases de efecto invernadero en el 2050 y frenar las emisiones desde ahora mismo a la mayor velocidad posible. Una situación de crisis climática que nos acompañará al menos por 30 años y que nos obliga a estar alertas, particularmente en un año Niña, lo que está casi confirmado.

En ese contexto, aparece una segunda lluvia en el final de la semana próxima y es algo festejable porque el verano casi seguramente Niña será peligroso. Algunos chaparrones el martes de mañana y luego despeja con mucho frío, hasta el fin de semana que sube levemente la temperatura aumenta la nubosidad y sobre mediados a fines e la semana próxima viene otra lluvia moderada.

Las olas de calor y las sequías se vuelven más frecuentes, también las inundaciones.

Los científicos encontraron que, con 1,5 grados de calentamiento, los peligros aumentan considerablemente. Casi 1000 millones de personas en todo el mundo podrían sufrir olas de calor más frecuentes que pondrían en peligro su vida. Cientos de millones más tendrían que luchar por el agua debido a las graves sequías. Algunas especies animales y vegetales que hoy en día viven, desaparecerán. Los arrecifes de coral, que sustentan la pesca en amplias zonas del planeta, sufrirán con mayor frecuencia muertes masivas. Y ese límite de 1,5 grados casi inevitablemente será sobrepasado.

Las olas de calor extremas, que antes sólo se producían una vez cada 50 años, ocurran ahora una vez por década debido al calentamiento global, a la vez que las lluvias torrenciales y las sequías también se dan con más frecuencia, según un informe científico de la ONU sobre el clima publicado este lunes por el Panel Intergubernamental para el Cambio Climático.

El informe constata que ya estamos experimentando esos efectos del cambio climático, ya que el planeta ha superado el umbral de calentamiento medio de más de 1 grado centígrado. Las olas de calor, las sequías y las lluvias torrenciales serán cada vez más frecuentes y extremas a medida que la Tierra se caliente más.

Es la primera vez que el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) de las Naciones Unidas cuantifica la probabilidad de que se produzcan estos fenómenos extremos en una amplia variedad de escenarios.

El informe revela que las lluvias torrenciales que se producían una vez por década son ahora 1,3 veces más probables y un 6,7% más húmedas, en comparación con los registros que de los 50 años anteriores a 1900, cuando empezó a producirse el mayor calentamiento provocado por el hombre.

Antes, las sequías más duras “de una década” podían producirse cada cinco o seis años.

Los científicos subrayaron que ya estamos viviendo estos efectos del cambio climático, con sucesos como la ola de calor en el noroeste del Pacífico de Estados Unidos que mató a cientos de personas en junio y Brasil, que actualmente experimenta su peor sequía en 91 años.

El futuro parece aún más sombrío, ya que un mayor calentamiento implica una mayor frecuencia de fenómenos extremos.

Las olas de calor ocurren con mayor frecuencia con el calentamiento comparadas con los demás fenómenos extremos. Las olas de calor podrían producirse aproximadamente cada seis años con un calentamiento de 1,5 grados centígrados, un nivel que, según el informe, podría superarse en dos décadas.

Si el mundo se calentara 4 grados Celsius más, como podría ocurrir en un escenario de altas emisiones, esas olas de calor se producirían cada uno o dos años.

Carolina Vera, otra de las autoras del informe y física climatóloga de la Universidad de Buenos Aires y del principal organismo de investigación científica de Argentina (CONICET), dijo que también es cada vez más probable que se produzcan múltiples fenómenos meteorológicos extremos al mismo tiempo.

Las proyecciones sobre fenómenos meteorológicos extremos expuestas en el informe refuerzan la importancia de frenar el cambio climático hasta los niveles establecidos en el Acuerdo de París, según los científicos.

 

Noticias relacionadas

China: crece el consumo de carne vacuna pero en menor proporción

Cecilia Pattarino

Arabia Saudita y Líbano, nuevos destinos de la carne vacuna uruguaya

Cecilia Pattarino

Incertidumbre y negocios frenados, en un mercado ganadero marcado por el conflicto sindical

Cecilia Ferreira