23.6 C
Montevideo
febrero 1, 2023

Ola de frío agrega un factor alcista al trigo

La semana pasada el mercado revirtió la tendencia levemente bajista que traía y mantuvo una lógica estable pero con cierre alcista el viernes en soja y también levemente alcista en maíz y trigo en Chicago que este lunes no tuvo operativa. A los riesgos en Argentina y sur de Brasil se sumó la gigantesca tormenta polar en EEUU cuyas temperaturas extremas deben causar daños en un cultivo de trigo que ya se proyectaba muy escaso.

La soja se mantiene firme ante el riesgo de una mala cosecha de Argentina

Los peores fríos en muchos años seguramente han generado daños en los trigos de invierno en cultivos que ya vienen mal por las condiciones de sequía que afectan casi todo su territorio. Como contrapartida la crisis del Covid en China mantiene al mercado en la cautela y las exportaciones semanales de EEUU fueron muy bajas en soja lo cual mantiene el equilibrio del mercado.

La posición julio de la soja se mantiene en Chicago sobre US$ 545 a US$ 550, con un cierre el viernes apenas por debajo de US$ 550,  lo que ha permitido en Uruguay precios cercanos a US$ 530 puesto en Nueva Palmira. Los cultivos por ahora vienen con un desarrollo favorable pero como en el final de 2021 están en varias zonas en riesgo por escasez de agua  y dependen de que enero sea generoso en lluvias para mantener el potencial de producción. El pronóstico ha mejorado para el comienzo de enero.

Con los cultivos de invierno ya cosechados, hay buena chance de rendimientos récord en trigo, cebada y colza. Si no son récord van a ser muy altos de todos modos, lo que lleva a una oferta abundante de trigo y colza, la más alta en varios años en trigo y con más de 500 mil toneladas de colza por primera vez en la historia. Ya queda poca de esa colza por vender, en cualquier caso hubo un repunte interesante de cotizaciones que la devolvieron a niveles superiores a US$ 510 por tonelada, unos US$ 20 por encima de los precios de la semana pasada, lo que puede permitir la liquidación de algunos de los últimos lotes.

El trigo puede consolidar una recuperación en Chicago por la ola de frío polar

En el caso de los cereales hay precios más moderados, con el trigo sobre US$ 290, la cebada para exportación en US$ 275 y la que es para malteo sobre US$ 265.

La lluvia de navidad va a ser fundamental para lograr un buen nacimiento de cultivos tardíos que fueron sembrados apostando a una lluvia de un cierto porte. El resto de los cultivos implantados por ahora resiste y ha desarrollado un buen sistema radicular en base a las restricciones hídricas.

En trigo hay una situación novedosa en un mercado que venía a la baja. A los problemas productivos de Argentina se suman los de EEUU que además de sequia ha tenido en esta semana una ola de frío que acentuará  la escasez de la producción que se suma a una situación de muy bajo stock. Pero por ahora eso no está claro que vaya a repercutir sobre los precios en Uruguay que perdieron la línea de los US$ 300.

La sequía sobre el oeste de EEUU es de los factores clave a seguir a lo largo de este año porque prolonga una situación que viene de años anteriores y tiene un fuerte efecto tantos sobre los precios hortícolas como sobre el trigo.

La situación de escasez regional de trigo sumada a otra mala cosecha en EEUU puede ser interesante en el segundo semestre. A la escasa producción de Argentina se suma el fuerte crecimiento exportador de Brasil en trigo, algo inédito. Pero que no compensa el faltante argentino, aunque si da lugar a datos insólitos.

La pasada semana el portal argentino bichos de campo reportó que en noviembre Brasil exportó en noviembre 116.813 toneladas de trigo, una cifra 290% superior a la registrada ese mismo mes por la Argentina (30.000 toneladas). Más allá de los efectos estacionales dado que en Brasil la cosecha empieza antes, da una pauta de lo magro de la cosecha en el norte de Argentina, las trabas intervencionistas en el mercado pero también del comienzo de una etapa nueva para el trigo de Brasil mucho más abierto al mundo. El mismo proceso que ha ocurrido con el arroz brasileño que cada vez se exporta en una proporción mayor.

De modo que esta semana será de evaluación de daños en EEUU por el frío y en esta región para ver qué volumen de lluvias ha caído y así se irá formando un mercado que mantiene una demanda cauta, peo una oferta comprometida que lleva a que los precios no tengan mucho margen de baja.

 

 

Noticias relacionadas

Cosecha de trigo de Uruguay puede superar las 900.000 toneladas

Javier Lyonnet

Bajaron los stocks locales de trigo pero deberían caer más. Están en máximos para la fecha desde 2017

Ricardo Sosa

La soja imparable este lunes se acerca a US$ 540, todo vuela en Chicago

Eduardo Blasina