15 C
Montevideo
septiembre 20, 2021

Meseta de precios y firmeza para el ganado gordo

La semana comienza con estabilidad de precios para el ganado gordo, en un mercado que mantiene la firmeza. La actividad industrial por ahora sigue a toda máquina, cruzando las 58.000 cabezas. Frigorífico Tacuarembó dará licencias desde este lunes hasta fines de agosto.

La confirmación de dos casos de vaca loca en Brasil no tendrá mayor impacto, pero puede generar alguna ventaja para Uruguay desde el punto de vista logístico. “Uruguay tiene un delay de cargas muy importante, hay mucha mercadería en depósito y en puerto, que sin duda sustituiría esa demora en las cargas de Brasil”, dijo Marcelo Secco, gerente de Marfrig Uruguay a Tiempo de Cambio de radio Rural (ver nota aparte).

Los negocios por los mejores novillos, especiales, en volumen, se hacen entre US$ 4,30 y US$ 4,35 por kilo en cuarta balanza. “El mercado sigue estabilizado, se está terminando de faenar la ventana cuota”, señaló a Conexión Agropecuaria Christopher Brown, director de Agro Oriental. Hay disparidad en las entradas a planta, las que estaban con faena para cuota con entradas más largas.

La vaca gorda especial cotiza entre US$ 4,05 y US$ 4,10, con mayor preferencia industrial. La vaquillona especial va entre los 4,17 a los US$ 4,20, con una demanda que se reactiva.

Se espera que la solidez del mercado persista, con una demanda internacional sostenida y a buenos valores por parte de China, con una demanda que se acelera para embarcar antes de los primeros días de noviembre y así poder llegar a destino antes del Año Nuevo Chino el 1 de febrero.

Los ovinos siguen muy pedidos, en un mercado demandado y con una oferta que empieza a aumentar lentamente. El cordero pesado cotiza entre US$ 4,40 y US$ 4,50.

 

 

Noticias relacionadas

USDA proyecta un aumento en la faena y exportaciones de carne récord para Uruguay en 2022

Cecilia Ferreira

USDA proyecta exportaciones globales de carne estables para 2021

Cecilia Ferreira

Daniel de Mattos: industrias frigoríficas enfrentan la peor crisis registrada desde la aftosa

Cecilia Ferreira