Se despegan el trigo, la colza y el arroz

Un conjunto de factores climáticos está cambiando un mercado de granos que hace menos de un mes estaba muy planchado. Las dramáticas inundaciones en el sur de Brasil que impactan en el precio de la soja, el arroz y el maíz, el clima adverso para el trigo en Rusia donde volvió a caer otra helada y las lluvias esperadas son insuficientes, los nuevos recortes a la cosecha de maíz en Argentina así como el avance lento de la siembra en Estados Unidos han sido las variables que influyeron vigorosamente en el mercado.

La soja puede encontrar soporte en el atraso en la siembra reportada el lunes por la noche.

Este lunes el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) informó de un avance de siembra de 49% para el maíz frente a 60% el año pasado y de 35% para la soja frente a 45% de la campaña del año pasado.

Esos datos pueden contrarrestar las previsiones del USDA, que en su informe mensual de granos, formuló estimaciones para la cosecha de soja en Brasil y Argentina por encima de las que esperaba el mercado, pero recortes fuertes para el trigo en el Mar Negro y en Europa.

Desde el 17 de abril la cotización del trigo diciembre en Chicago subió más de 22%, agregando casi US$ 50 por tonelada. La referencia con la que se fija el precio de la cebada cervecera en Uruguay cerró este lunes a US$ 267, con un avance de más de US$ 8 respecto al valor del viernes que ya estaba influenciado por el reporte del USDA.

Desde agosto del año pasado que no estaba en este rango de precios, una oportunidad de fijar kilos de cebada bastante arriba de los US$ 220 por tonelada presupuestados en las proyecciones de hace algunas semanas.

Por trigo 2024 los operadores locales ofrecían ayer entre US$ 205 a US$ 210 por tonelada y US$ 195 ara trigo disponible.

El informe estadounidense fue considerado alcista sobre todo en cereales, corrigiendo a la baja las existencias de trigo de EEUU, la producción mundial también en descenso, Rusia bajando de 91 a 88 millones de toneladas de trigo y nuevos recortes en la producción de la Unión Europea.

La soja con un panorama estable cotiza entre US$ 415 y US$ 420 en el mercado local, cuando la semana pasada se cerraron negocios hasta US$ 430 y US$ 435 por tonelada en el momento de mayor preocupación por la producción de Brasil que quedó bajo agua en campos listos para cosechar y en silos que se vieron afectados por las inundaciones. Las posibles pérdidas se estiman en unos 5 millones de toneladas.

La cotización julio en Chicago fue de US$ 449 por tonelada este lunes, antes de que la Conab informara que la cosecha de soja en Rio Grande del Sur tiene un 79% de avance y la de maíz de primera 86%.

Para este martes se espera el informe mensual de la Conab que podría ajustar sus estimaciones de cosecha y de exportaciones desde los 146,5 y los 92,26 millones de toneladas proyectados en abril. El viernes el USDA estimó la producción de soja 2023/2024 de Brasil en 154 millones de toneladas y las ventas externas en 102 MT.

Colza cerró en US$ 531 en el mercado europeo, también empujada por la suba del euro, con propuestas de precios de entre US$ 470 y US$ 482 en el mercado local y de US$ 530 por carinata. Las oleaginosas de invierno acompañan a la cebada como los cultivos más interesantes para tomar alguna posición.

En el caso de la colza el retraso de la cosecha de soja y la posterior siembra de invierno está presionando cada vez más la ventana de fechas de siembra que es crucial para la definición del rendimiento.

Hay planes de siembra de cultivos de invierno más importantes que los del año pasado, una apuesta fuerte a lograr cultivos rentables con el estímulo de la suba de los precios para el trigo, la cebada y la colza junto a la menor inversión en insumos para la siembra, afirmó Esteban Hoffman, director de Unicampo, en Tiempo de Cambio de Radio Rural.

Noticias relacionadas

Baja del dólar actúa a favor del precio de las lanas

Javier Lyonnet

Alerta roja para el trigo, ¿acompañará la soja?

Eduardo Blasina

Buenas y malas noticias de China

Eduardo Blasina