Expectativa de reactivación de China y sequía en esta región dan firmeza a los granos

El mercado agrícola arrancó con firmeza este lunes, sosteniendo una lógica de ganancias la semana pasada. La incertidumbre climática de la zona Argentina, Uruguay y Río Grande del Sur se mantiene en todos sus términos. El mal estado del trigo en EEUU también y la cosecha de Brasil en soja empieza más lenta que el año pasado, en este caso por exceso de lluvias.

Pero tal vez lo más importante para el conjunto del agro sea la sensación de que la demanda de China se está despertando del letargo. Las exportaciones de soja de EEUU en enero serán interesantes, similares a las del año pasado y mejorando respecto al final de 2022. También se están inspeccionando granos en un volumen importante en trigo y maíz.

El lunes fueron fuertes las subas que en soja se acercaron a los US$ 10 por tonelada y quedan próximas a máximos para los contratos, algo factible si la sequía se prolonga. Maíz y trigo acompañaron.

En consecuencia, el precio de los tres granos principales comenzó al alza.

En el caso de Uruguay también muy firme el precio del maíz. Se ve una muy floja cosecha de maíz de siembra temprana, hay fuerte incertidumbre con los maíces de siembra tardía y tanto ganadería como lechería tienen un fuerte nivel de incertidumbre climática que estimula la demanda. Causa fuerte molestia entre los operadores el sobrecosto de los fletes que llegan desde Argentina con obligación de pago bancario a dólar oficial.

El estado de los cultivos en Uruguay desmejora día tras día y muchos esquemas de riego no están logrando más que riegos de subsistencias pero se estima que también en ese caso la productividad estará por debajo de la del año pasado.

La soja en el mercado local opera por encima de US$ 540, pero con muy poca operativa por el riesgo de no llegar a rendimientos aceptables, en un panorama dominado por la sequía. El trigo se mantiene sobre los US$ 290 y el maíz superó los US$ 300 con precios ya más nítidamente al alza por las condiciones locales y la escasez de grano en la región.

La estabilidad de la moneda en Brasil con una valorización del real también es un factor de sostén para la soja.

El arroz se ha estabilizado en Brasil, a precios atractivos de US$ 17,75 por bolsa.

Soja julio 2023, impulsada por la sequía y la mejora de la demanda.

Noticias relacionadas

Área de trigo en Argentina crecerá menos de lo proyectado

Javier Lyonnet

Por primera vez en el año el precio del novillo quedó por debajo de 2021

Cecilia Ferreira

Frigorífico Rosario: investigación determinará si es un caso aislado o un modus operandi

Javier Lyonnet