Opinión

Terneros y vaquillonas señales contradictorias

04 de setiembre de 2019

Son tiempos de extremos en la ganadería. Por un lado un nuevo máximo de los terneros en Plaza Rural, con un comportamiento  cada vez más radicalmente diferente al del año pasado. Que haya máximos en dos remates por pantalla consecutivos por encima de los tres dólares y que el promedio en un remate de más de 1.700 terneros que supere los US$ 2,50 da una señal clara para la cría y el próximo entore.

Pero por otro lado, la faena de vaquillonas sigue batiendo récords, lo que marca varias señales que vienen del pasado: la escasez de novillos, la necesidad de faenar lo que haya, en parte una buena reconversión a valorizar una categoría otrora desvalorizada.

En todo caso, hay una señal muy fuerte de producir más, pero a la vez una realidad que marca que la potencialidad productiva permanecerá limitada. Mientras, el novillo aguanta arriba de US$ 4 para los que tienen buena terminación y el rebrote de primavera está más cerca. Aunque estos últimos fríos se harán sentir, se viene en el verano un entore como para llegar a los tan postergados tres millones de terneros.
Seguramente en esta semana o la próxima se conozca el dato de stock ganadero 2019 que mostrará un nuevo achicamiento. Pero el de 2020 debe mostrar 2,9 millones de terneros y posiblemente el de 2021 tres millones de terneros destetados. Puede ser una ganadería apasionante la que esté llegando.

 

Compartir en:

Estamos dispuestos a responder sus dudas, consultenos y le responderemos a la brevedad.