Opinión

Reclamando y apostando

12 de abril de 2018

Habiendo pasado el momento de ajuste de carga con precios firmes, contando con lluvias que permiten armar aunque tardíamente el esquema forrajero, con salida de ganado en pie y 481 y con todo un año por delante en el que escasearán novillos y vacas, el panorama para la ganadería es inevitablemente estimulante. 

Al mismo tiempo el miércoles próximo el Banco Repúbilca anunciará líneas de crédito para la agricultura como para intentar evitar que se corte la cadena de pagos. La movida de Un solo Uruguay va permitiendo, aunque en cuenta gotas que el gobierno evalúe considerar al agro como un socio.

Al margen de lo que haga el gobierno, mucho o poco, la guerra entre Trump y el gobierno de China viene de perillas para acentuar el perfil de Uruguay como proveedor confiable de alimentos. 

Habrá retención de vientres, habrá pocos novillos, habrá competencia de la industria por captar la materia prima. Y tal vez hay un cambio de lógica por parte de los industriales, de optimizar el volumen faenado y apostar a ser con los productores "Un solo Uruguay".

Apostar a la ganadería en este año, alimentar bien los rodeos, no dejar caer el estado del ganado de cría y llegar con novillos bien terminados en agosto o setiembre para capturar precios interesantes tiene todo el sentido, aún cuando el precio de la ración vaya a ser alto.

Vale la pena persistir en la militancia para que el gobierno restaure condiciones para invertir. Y vale la pena seguir invirtiendo.

Compartir en:

Más en Opinión

Widget Precios

Estamos dispuestos a responder sus dudas, consultenos y le responderemos a la brevedad.

Más en Opinión

Widget Precios