Opinión

Primera mirada a la poszafra

21 de marzo de 2018
Primera mirada a la poszafra

Faltará ganado y habrá precios firmes en el segundo semestre

Por Eduardo Blasina

Cuando se está cerrando el primer trimestre de 2018, varios indicadores suman en la dirección de una poszafra interesante. Con altos costos de produccción pero también precios que pueden llegar a los mayores niveles de los últimos tiempos.

Por un lado el precio de exportación, motor último de todos los demás precios, se mantiene más firme que en años anteriores. En lo que va del año se sostiene por encima de los US$ 3.500, en la última semana superó los US$ 3.800 y esta firmeza que se viene observando semana tras semana se refleja también en el novillo tipo de febrero, nítidamente valorizado por encimia de los precios anteriores, con una suba de 4% respecto a enero y en un valor que no llegó a alcanzar en setiembre del año pasado con menos volumen exportado y que hay que irse a 2016 para encontrar valores mayores. Es la carne lo que vale. Los cueros siguen por el piso a pesar de la recuperación de la economía europea.

El precio de exportación de la semana pasada US$ 3.846 por tonelada también fue el mayor de este año y suma dos semanas por encima de los US$ 3.600. Y los novillos al menos hasta ahora sostienen un precio acorde a la exportación, bastante por encima del precio de los dos años anteriores a pesar de una oferta muy importante que superó en la semana pasada los 30.000 animales en una semana.

El panorama para la poszafra luce interesante. Será caro alimentar a los ganados porque el precio de los granos forrajeros será alto  durante todo este año. Pero la ganadería sigue llamada a ser el gran estabilizador de los sistemas agrícolas y el gran complemento de los sistemas forestales. Si la dejan. La carne vacuna sigue en una gradual recuperación del precio de exportación. Va 4% por arirba de los precios que obtuvo en el primer trimestre del año pasado pero habiendo colocado 15% más volumen. Y en carne ovina los precios también están bien por encima de los del año pasado, 11%, aunque con colocaciones 5% menores en volumen.

Producir proteína animal sofisticada a Asia y a casi un centenar de mercados sigue siendo un negocio interesante. Hay que persistir en armar las comidas para el invierno y quien pueda vender novillos gordos en agosto puede estar colocándolos a más de US$ 3,50 por kilo de carcasa.

Compartir en:

Más en Opinión

Widget Precios

Estamos dispuestos a responder sus dudas, consultenos y le responderemos a la brevedad.

Más en Opinión

Widget Precios