Opinión

La ganadería estilo Carlos Real de Azúa

23 de agosto de 2017
La ganadería estilo Carlos Real de Azúa

El mercado ganadero está en vísperas de  una zafra de reproductores que será excepcional. Por clima y por firmeza de la exportación en pie. Por una situación forrajera que permitirá u obligará a los invernadores a reponer a precios altos. 

Eso está asegurado porque habrá agua y temperaturas como para que la fiesta forrajera siga, los campos rebroten remprano, las vacas paran y estén rápidamente disponibles para preñarse nuevamente y las vaquillonas que en otros años no llegarían, podrán ser entoradas sin un gasto excesivo.

Todo lo que daria un marco para una apuesta fuerte a la ganadería. En la última semana el precio de exportación superó los US$ 3.500. Se mantiene  un precio promedio anual en el entorno de US$ 3.400 y una coilocación fluída que supera en más de 10% a las exportaciones del año pasado. 

Pero el ánimo no termina de mejorar y posiblemente vayamos a una expo Prado en la que se hablará del ajuste de la industria. El ajuste del mercado que no parece cesar, la insostenibilidad de los precios apenas empiezan a animar a los criadores recuerda una y otra vez a aquel diagnóstico de Carlos Real de Azúa: el impulso y su freno.

Sería maravilloso que la primavera sumara al pasto que ya está asegurado un ánimo aceptable desde las señales que de  el precio del ganado gordo. Que se encontrara un equilibrio en el que las magras rentabilidadesd de productores e industriales fueran al menos estables y relativamente predecibles. Eso se juega en el comportamiento del mercado en las próximas tres semanas.

Compartir en:

Más en Opinión

Widget Precios

Estamos dispuestos a responder sus dudas, consultenos y le responderemos a la brevedad.

Más en Opinión

Widget Precios