Ganadería

Japón: importaciones de carne vacuna en 2019 crecerán por cuarto año consecutivo

07 de marzo de 2019
Japón: importaciones de carne vacuna en 2019 crecerán por cuarto año consecutivo

Las importaciones de carne vacuna de Japón crecerán por cuarto año consecutivo a 870.000 toneladas, consolidándose como las mayores desde 2001 (982.000 toneladas) según el informe semestral del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA).

Los menores precios de la carne impulsaron el crecimiento del consumo y el comercio en 2018, que se prevé que continúe en 2019.

Las importaciones japonesas de carne vacuna (incluida la carne refrigerada, congelada y procesada) totalizaron 865.210 toneladas en 2018, superando un 6% las del 2017. Este aumento se debe principalmente a la creciente preferencia de los consumidores por una carne más magra, que se considera una alternativa más saludable a la carne vacuna doméstica -con más grasa y marmoreo-.

En 2018, Australia siguió siendo el proveedor más grande por volumen con 444.507 toneladas, seguido por EEUU con 351.216 toneladas.

Japón importó 390.340 toneladas de carne enfriada, un 4,9% más que en 2017 y 460.101 toneladas de carne congelada, un aumento del 7% respecto a 2017.

El consumo de carne vacuna nipona en 2018 ascendió a 1,323 millones de toneladas, un 3,5% más en comparación con 2017 y superior a la proyección anterior del USDA. Para 2019 el consumo interno crecerá -aunque en una menor proporción- a 1.340 millones de toneladas.

Según el Ministerio de Asuntos Internos y Comunicaciones de Japón, el consumo de carne vacuna aumentó un 2,4% 2,259 kilos por persona, mientras que los gastos en carne por persona disminuyeron 0,3% a 7.351 yenes por habitante (US$ 66). 

El año pasado, el incremento de la faena ayudó a que los precios internos de la carne se estabilizaran después de años de crecimiento. La carne vacuna importada también se volvió más asequible. En general, el wagyu doméstico y la carne de raza cruzada se mantuvieron entre dos y tres veces más caros que la carne importada.

La menor faena prevista para este año podría elevar ligeramente los precios nacionales de la carne vacuna, pero esto se vería compensado por la reducción de los precios de importación de la carne principalmente de la proveniente de países que forman parte del Acuerdo del Transpacífico -como Australia- ya que los aranceles se ubicarán por debajo del 26,6% el 1 de abril de 2019. Los países fuera de estos acuerdos -como EEUU y Uruguay- continúan pagando la tarifa arancelaria de 38,5%.

Compartir en:

Estamos dispuestos a responder sus dudas, consultenos y le responderemos a la brevedad.