Opinión

Japón a la vista

31 de enero de 2019

Por Eduardo Blasina

El 5 de marzo es la fecha de referencia. Allí empieza Foodex Japón y se da por descontado que Uruguay debe llegar allí con la carne para exponer y el mercado abierto para seguir en adelante colocando el producto.

Ayer en el programa Agronegocios Sarandí el presidente de INAC, Federico Stanham, dio a entender que se llegará a tiempo. Seguramente será mandando la carne por avión y con algo de stress. Pero lo importante es que suceda y podría decirse, empiece una era en la que Uruguay puede decirle al mundo que exporta al mercado más exigente del mundo, aún vacunando contra la aftosa, algo que ningún otro país puede afirmar.

Puede interepretarse la señal como un indicador de que Uruguay puede producir sin techo, lo que genere será colocado. No por Japón sino por China y los demás mercados. Pero también una señal de que en precio se puede crecer y volver a los niveles que Uruguay ya logró a comienzos de esta década, cercanos a los US$ 4.000 por tonelada.

El envión de pasturas que puede significar este verano -aunque febrero por ahora trae menos agua que diciembre y enero-  puede significar un envión ganadero de mediano plazo. Es relativamente una novedad de este siglo poder colocar con fluidez todo lo que producimos. Y por la escasez de novillos en este 2019 los precios también invitan a que la producción crezca sin riesgos de que los precios bajen.

Compartir en:

Estamos dispuestos a responder sus dudas, consultenos y le responderemos a la brevedad.