Opinión

Fusiones, concentraciones y producción de alimentos

14 de setiembre de 2016
Fusiones, concentraciones y producción de alimentos

Las compras, fusiones, adquisiciones son una de las tendencias firmes establecidas a nivel de las empresas agroindustriales. Ya sea situadas antes de la producción como los insumos o después, como las industrias procesadoras de productos del agro.

Por un lado las fusiones permiten eficiencia, escala, productividad de la mano de obra. Por otro lado permiten acumular capitales para investigación y desarrollo, algo clave en cualquier negocio. La competencia global exige empresas globales. Y las empresas globales se unen con otras empresas globales generando actores cada vez más potentes.

Pero esas megafusiones también implican asimetrías. Los productores agropecuarios del mundo quedan cada vez más atrapados entre dos moles una el grupo de mega empresas que provee insumos y otra las mega empresas que compran productos.

Esto viene a cuento porque esta semana es posible que Monsanto deje de existir, absorbida por Bayer. O se fusionen y forman la Bayer/Monsanto. Y eso puede ser bueno en algunos aspectos. La capacidad de investigación que se generará será enorme. Pero si no hay garantes para que la competencia opere, las tensiones emergerán.

Y el caso de Bayer Monsanto es uno, apenas en una larga tendencia. Esta misma semana sucedió algo similar en el mundo de los fertilizantes.

Las firmas canadienses Potash Corp y Agrium anunciaron ayer que acordaron fusionarse, creando así la mayor empresa de fertilizantes  del mundo, valorada en US$ 36 mil millones.

Por un lado son los márgenes de los productores los que se ven amenazados por el escaso poder negociador que tienen, pero por otro lado, la alimentación de más de 7.000 millones de personas parece depender de la provisión de insumos de una cantidad cada vez menor de firmas.

En curso está la compra de Synenta por parte de una empresa china. Esta semana el mapa de los insumos del agro puede cambiar radicalmente. Momento para recordar a Adam Smith, y su agudeza para observar la naturaleza humana y la importancia de la competencia, que le permitirían a Darwin comprender la evolución. “No es la benevolencia del carnicero, del cervecero o del panadero la que nos procura el alimento, sino la consideración de su propio interés. No invocamos sus sentimientos humanitarios sino su egoísmo; ni les hablamos de nuestras necesidades, sino de sus ventajas.” A la larga la competencia es beneficiosa para todos porque genera más esfuerzo por mejorar y más innovación. Pero a la corta, la tentación de la poca competencia es un riesgo de los mercados excesivamente concentrados. Y eso para los productores es un riesgo.

 

Compartir en:

Más en Opinión

Widget Precios

Páginas asociadas

  • ABC Uruguay

    Empresa de asesoramiento en agronegocios que articula el conocimiento agronómico con el análisis de mercados. La empresa lleva adelante distintas tareas, desde la gestión integral de empresas a la elaboración de planes de uso y manejo de suelos.

  • Farms.uy

    Portal destinado a asesorar a inversores que llegan a Uruguay. Conectamos a productores con inversores. Articulamos la oferta y demanda de campos y ayudamos a la concreción de todo tipo de inversiones relacionadas con los agronegocios en Uruguay.

Estamos dispuestos a responder sus dudas, consultenos y le responderemos a la brevedad.

Más en Opinión

Widget Precios