Ganadería

Fuerte baja de la faena en diciembre, ¿señal de lo que vendrá?

03 de enero de 2019
Fuerte baja de la faena en diciembre, ¿señal de lo que vendrá?

Con un nivel de actividad muy bajo cerró el año, particularmente notable en lo bajo de la faena de la última semana que no llegó a 20 mil vacunos, como consecuencia de los feriados de Nochebuena y Navidad y de las licencias que muchas empresas dieron en esa semana.

La faena total de vacunos fue de 16.969 vacunos, de los cuales apenas 5.734 fueron novillos. Se mantuvo algo más elevada la faena de vacas que sumaron 10.699. Datos que no vale comparar en referencias semanales, pero que llevan a un dato final de faena apenas superior al del año anterior, con una suba de 0,3% para alcanzar una cifra primaria de 2.343.337 vacunos, de los cuales 1.111.502 fueron novillos y 1.181.206 fueron vacas.

Fue muy reducida la faena en todo diciembre, al menos comparando con años anteiores. Totalizó (sin contar lo que se haya faenado el 31 de diciembre) 159.491 vacunos, 30% menos que en diciembre de 2017, con un desplome de la faena de novillos que fue 40% más baja que la del año anterior en 66.384 animales contra 110.684 del año pasado. No llegará a 170 mil vacunos y será la más baja desde 2002 para diciembre.

De modo que por un lado en 2018 subió levemente la faena de vacas y bajó levemente la de novillos. La faena de novillos es el dato más importante a observar, ya que debe seguir bajando y será apuntado como argumento para reclamar la importación de terneros para abastecer el mercado interno.

La faena de ovinos se mantuvo modesta no alcanzó al millón de animales y muestra una baja participación de hembras, normal para la época pero destacable por ser menor a la registrada en igual período del año pasado. Tal vez una primera señal de retencion.

Lo mismo puede decirse de los ovinos, con una faena baja en la última semana y la impresión de que está empezando una retención de vientres, al menos en diciembre la faena de ovejas fue muy baja continuando una lógica de todo el último trimestre.

Un fuerte descenso en este mes que no significa todavía tendencia pero que puede indicar en ovinos una lógica de retención por los buenos precios de lana fina y en vacas una lógica de retención por la expectativa que pueda generar el entore y un precio que la invernada logra sostener en niveles aceptables.

Compartir en:

Más en Ganadería

Widget Precios

Estamos dispuestos a responder sus dudas, consultenos y le responderemos a la brevedad.

Más en Ganadería

Widget Precios