Agricultura

El informe del USDA derrumbó al maíz, que arrastró al trigo y la soja

12 de agosto de 2019
El informe del USDA derrumbó al maíz, que arrastró al trigo y la soja

El reporte mensual del USDA, tan esperado porque traía el sinceramiento de los datos,  este lunes fue marcadamente bajista para el maíz lo que arrastró al trigo y hasta la soja que tuvo –en los papeles- un informe entre neutral y alcista. El maíz cerró al límte de bajas permitido y arrastró al trigo y la soja. La semana pasada se había cortado una racha de tres semanas con números rojos. La falta de lluvias en regiones productoras clave en Estados Unidos permitió un rebote especialmente en la soja. La conjunción de mejores primas –por la tensión entre China y EEUU- y el avance en Chicago permitió valores locales que el viernes se acercaron a los US$ 320 por tonelada aunque este lunes ya se ubicaron sobre US$ 312-US$ 314 por tonelada.

INFORME DEL OFERTA Y DEMANDA

El USDA elevó marginalmente su proyección de producción de maíz a 353 millones de toneladas cuando el promedio del mercado esperaba un recorte de 18 millones de toneladas, tanto por recorte de área como de rendimiento, hasta 335 millones de toneladas. El organismo revisó  casi nada a la baja la estimación del área sembrada y a cosechar a la vez que elevó la proyección de rendimiento para el cereal que el mercado esperaba que bajara fuertemente. De una proyección de 10.419 kilos de rendimiento que se proyectaba en julio, los privados esperaban que bajara a 10.350 y en cambio subió a 10.639.  Al recortar también la previsión de demanda, elevó el pronóstico de stocks para EEUU. Y eso le sumó un aumento en la proyección de existencias a nivel global cuando se esperaba un ajuste hacia abajo. El stock que se esperaba era de 41 millones de toneladas y el que resultó proyectado fue de 55 millones.

De esta manera, los futuros de maíz cayeron al límite permitido en Chicago con la posición setiembre cediendo casi US$ 10 por tonelada hasta US$ 151,7 por tonelada hasta que se suspendió la operativa.

La soja operaba a la baja antes del reporte del USDA por algunos pronósticos de lluvias y luego consolidó el ajuste por la presión negativa del maíz. La posición agosto cedió US$ 4,5/ton cerrando en US$ 315,66 por tonelada.

El USDA recortó de 104,64 millones a 100,16 millones de toneladas su proyección sobre la producción de soja estadounidense corrigiendo a la baja su estimación de área sembrada y manteniendo la de rendimiento. A pesar de recortar la proyección de exportaciones, igual redujo el pronóstico de stocks para 2019/2020 cuando se esperaba un leve aumento. A nivel global también se ajustó hacia abajo el pronóstico de stocks. En el mercado de la oleaginosa pesa el todavía elevado nivel de existencias que habrá en Estados Unidos y también a nivel global.

El trigo fue arrastrado por el maíz a pesar que no hubo cambios sustanciales en el balance global del cereal. Es claro que una mayor oferta de maíz podría afectar la demanda por el trigo para ración aunque el USDA casi no realizó a cambios a nivel global. Sí subió más de lo esperado el pronóstico de producción estadounidense. Lo más relevante es que el ratio stocks-consumo a nivel global –excluyendo a China- se mantiene en torno al 17,2%, igual relación que en 2018/2019. La posición diciembre del trigo Chicago –de referencia para la cebada en Uruguay- perdió US$ 9,3/ton cerrando en US$ 175 por tonelada, mínimo en tres meses.

EVOLUCIÓN DE LOS CULTIVOS

Luego del cierre del mercado el USDA informó que hasta el domingo el 39% de los cultivos de maíz estaba en llenado contra el 71% de igual fecha de 2018 y el 61% del promedio de los cinco años previos. El porcentaje de maíz en condición bueno y excelente se mantuvo en 57% contra el 70% de un año atrás. La proyección promedio del mercado –según un sondeo de Reuters- apuntaba a una caída de un punto a 56%.

En la soja el USD informó que hasta el domingo el 54% de la soja estaba formando vainas contra el 83% de igual fecha del año pasado y el 76% del promedio 2014-2018. El porcentaje de soja en condición buena y excelente se mantuvo en 54% -el promedio del mercado esperaba 53%- frente al 66% de un año atrás.

Para el trigo de invierno se reportó que hasta el domingo se había cosechado el 89% del área contra el 90% esperado por el mercado y el 96% del promedio de cinco años. En tanto, bajó de 73% a 69% el porcentaje de cultivos de primavera en estado bueno excelente –el mercado esperaba 72%- contra el 75% de un año atrás.

Compartir en:

Más en Agricultura

Widget Precios

Estamos dispuestos a responder sus dudas, consultenos y le responderemos a la brevedad.

Más en Agricultura

Widget Precios