Opinión

El dato clave: la caída en los vientres

12 de octubre de 2016
El dato clave: la caída en los vientres

Por Eduardo Blasina

La ganadería uruguaya se mantiene estable en sus grandes números aunque en bajada leve tanto en vacunos como en ovinos. Pero lo que es más importante de los datos presentados es que en ambos casos hay un descenso en la caída de vientres, tanto vacunos como ovinos. Menos vacas de cría, menos ovejas encarneradas, y para complementar el dato anterior, más vaquillonas sin entorar y más borregas sin encarnerar. Un conjunto de señales que muestran que los productores están a la defensiva. Y sobretodo que se hace cada vez más difícil revertir la tendencia. O se da un repunte franco en las tasas de destete y señalada o la población vacuna y ovina seguirán en descenso.

Entre las señales económicas y las variantes genéticas se juega un partido clave. En vísperas de que la forestación de un salto cualitativo los datos de stock vacuno y ovinos se abren dos escenarios cada vez más diferentes. Por un lado puede suceder que el sector vacuno y ovino pasen a trabajar rentablemente con mayores cargas y con un marco que permita invertir. Viene un octubre lluvioso, Uruguay parece avanzar en acuerdos comerciales con China, EEUU abrirá algún día la carne ovina con hueso. Pero si las condiciones siguen siendo las de los últimos dos años, cabe esperar que en ambos casos el stock siga bajando y la ganadería quede relegada en un país más forestal.

No hay nada malo en que un país vaya cambiando de rubros y mucho menos en que crezca un sector nuevo y pujante. Pero el sueño de que crezcan las exportaciones agrícolas, forestales y ganaderas en conjunto no debería abandonarse. Las certezas comerciales que dan la soja y el eucaliptus deberían llegar a la ganadería, tal vez a través del mercado de futuros.

Repasemos los números: 196 ovinos menos y 35 mil vacunos menos. En vientres, 73 mil ovejas de cría menos y 75 mil vacas de cría menos. Las vaquillonas de más de dos años sin entorar aumentan en 36 mil mientras que las borregas sin encarnerar aumentan marginalmente. Y aumentan las vacas de invernada en 51 mil, los novillos de más de tres años en 54 mil y los capones en 20 mil. La ganadería precisa un cambio de expectativas. Parte del marco que explica estos números tiene que ver con un dólar que nuevamente baja. Parte tiene que ver con problemas climáticos. Pero otra parte tiene que ver con aspectos intrínsecos del negocio.

Compartir en:

Más en Opinión

Widget Precios

Páginas asociadas

  • ABC Uruguay

    Empresa de asesoramiento en agronegocios que articula el conocimiento agronómico con el análisis de mercados. La empresa lleva adelante distintas tareas, desde la gestión integral de empresas a la elaboración de planes de uso y manejo de suelos.

  • Farms.uy

    Portal destinado a asesorar a inversores que llegan a Uruguay. Conectamos a productores con inversores. Articulamos la oferta y demanda de campos y ayudamos a la concreción de todo tipo de inversiones relacionadas con los agronegocios en Uruguay.

Estamos dispuestos a responder sus dudas, consultenos y le responderemos a la brevedad.

Más en Opinión

Widget Precios