LOGISTICA BIMODAL DE MONTES DEL PLATA

Archivado en Conexión Tecnológica

El pasado jueves, el gerente de logística de la empresa forestal Montes del Plata (www.montesdelplata.com.uy), Ricardo Brunner, presentó el proyecto de logística que la empresa planea ejecutar a partir de 2013. El evento tuvo lugar en la Liga Marítima Uruguaya, y a continuación se presenta un resumen de la conferencia brindada por el experto.

“Montes del Plata es un empresa que fue creada en octubre del 2009 y tiene por objetivo la industrialización de las plantaciones forestales para la producción de pulpa de celulosa. La empresa nace de la asociación de las compañías Arauco, chilena y Stora Enso, sueco- finlandesa. La sociedad es 50 y 50%, lo que hace una situación interesante del punto de vista de la administración de la gestión”.

“Actualmente la empresa tiene 250 empleados contratados, pero en las actividades de silvicultura, viveros, cosecha, transporte, hay alrededor de 2100 empleados trabajando en forma indirecta para la empresa. Tenemos oficinas en Colonia, Durazno, Montevideo, Paysandú, Río Negro. Las plantaciones están ubicadas en Flores, Durazno, Río Negro —la mayor cantidad — , Soriano, Paysandú —una buena parte— algo en Rivera y Tacuarembó”. A continuación mostró en el siguiente mapa la ubicación geográfica de las actividades de la compañía.


Ubicación de las oficinas y plantaciones de Montes del Plata.
Fuente:www.montesdelplata.com.uy

Para dimensionar el tema en término de plantaciones forestales el experto explicó: “Hoy, 2011, tenemos 254.000 hectáreas de tierra de las cuales hay 125.000 con Eucalyptus (90.000) y pino (35.000). Cuando se habla del uso de la tierra en Uruguay y de la competencia que hay con la tierra en el negocio forestal, nosotros estamos hablando de 253.000 hectáreas —según datos del 2009— de las cuales 85.000 no son tierras forestadas, ésta superficie tiene pastizales, son áreas de control de incendios, son caminos, son áreas rocosas. Hay un 2% que son áreas nativas que no tocamos, y hay especies que no estamos cosechando que quedan como parte del monte”.

“El concepto de sustentabilidad implica trabajar con una visión empresarial social responsable, trabajar con otras empresas y con la comunidad, dentro de la normativa legal del país, con una gestión proactiva, con un entorno laboral saludable para los trabajadores, con responsabilidad ambiental y contribuyendo al desarrollo local. Lo que le interesa a la empresa Montes del Plata, es este concepto de sustentabilidad, no venimos a imponer una empresa, venimos a integrarnos a la sociedad”.

“El proyecto se va a desarrollar en Punta Pereira, cerca de Conchillas, a 40 kilómetros al noroeste de Colonia”, dijo Brunner y mostró las figuras de abajo.

Ubicación del proyecto de Montes del Plata.
Fuente: www.montesdelplata.com.uy

“Al día de hoy —continuó— no hemos iniciado las obras, esperamos comenzar a construir a partir de mayo de este año. Son 330 hectáreas donde va a estar ubicada la planta”.

“Como mencioné, esta empresa es una mezcla de tres sociedades: la sociedad Arauco mantenía sus plantaciones en el norte, los españoles de Ence en el litoral y Stora Enso tenía las plantaciones concentradas en el centro del país”.

“El proyecto de Montes de Plata en realidad son tres proyectos que van en paralelo: uno es la terminal portuaria, donde vamos a exportar la celulosa que se produce, 1.300.000 toneladas y también vamos a recibir madera que viene a través del río, el segundo es la planta de celulosa y el tercero es una planta generadora de energía. La planta de celulosa va a incorporar las tecnológicas de última generación. La producción se destinará a Asia, Europa y Norteamérica. Creemos que desde Uruguay vamos a tener una ventaja comparativa para exportar celulosa a Norteamérica, Canadá y México”.

“La planta de celulosa tiene capacidad de generar energía hasta 180 megawatts. La planta consume 90, hay que hacer algunas inversiones adicionales para convertir el vapor en energía y es posible llegar a los 180. Eso significa que la planta es 100% autosuficiente en energía. Y además sobra energía para entregarla al sistema de UTE, de los 90 para arriba hasta los 180. Por tener exceso de energía nos permite postular este proyecto dentro de los proyectos de ‘Mecanismo de Desarrollo Limpio’ dentro de la Naciones Unidas lo que permitiría, si fuera aprobado, acceder a bonos de carbono, que son demandados por el mercado europeo y principalmente por Japón”.

“La terminal portuaria consiste en un muelle para la exportación de celulosa y otro muelle menor —y mostró la figura de abajo— para la recepción de barcazas que van a llegar con madera que se embarcan en Fray Bentos y bajan por el río Uruguay 156 kilómetros ”.

Proyecto Terminal Portuaria.
Fuente: www.montesdelplata.com.uy

“En cuanto al impacto que el proyecto va a tener en la economía local y nacional estamos hablando de un empleo promedio durante la construcción de 3.200 trabajadores, llegando a un pico de 6.000 trabajadores en la zona de Conchillas. Hay dos grandes etapas en la construcción, una que implica la construcción de obras civiles y después empiezan las obras de montaje. ¿Qué pasa después que la obra esté construida?, y ésa es una de las grandes preocupaciones; dentro de los límites de la planta vamos a tener a 500 personas trabajando. Pero se van a generar otros 5.000 empleos indirectos inducidos, esto es empresas de transporte, choferes, gomerías, minimarkets, gente que vende servicios. Hay una descentralización geográfica importante, el proyecto está a 140 kilómetros de Montevideo”.

“Estamos hablando de una inversión de US$ 1.900 millones. La contribución durante la etapa de construcción es del 0,7% del producto bruto geográfico del Uruguay, esto es US$ 510 millones, durante la etapa de operación la contribución es del 2,4%. En cuanto a la balanza comercial, durante la etapa de construcción la importación es del orden de US$ 1.086 millones, en la etapa de operación comenzamos a exportar, y se estiman US$ 700 millones. En cuanto al impacto sobre el empleo, 5.396 trabajadores durante la fase de construcción, lo que significa en términos de salarios hay un aporte de 93 millones de dólares y durante la operación estimamos que va a ser en el orden de los 50 millones de dólares anuales en salario. Por lo tanto en la contribución a la económica local estamos hablando de salarios, capacitación, programas de desarrollo de proveedores”.

“En términos de cronograma, esperamos que el inicio de las obras sea en el mes de mayo, la construcción civil durante el segundo semestre, el montaje durante el año 2012 y la planta comenzaría operar en marzo del 2013” .

“En materia de logística, hay dos opciones de filosofía logística para desarrollar la cadena de abastecimiento; una es una estrategia de corto plazo que es negociar los costos de los servicios lo más bajo posible y más tarde tratar de ajustar el servicio al costo; nuestra empresa está aquí para el largo plazo. La estrategia nuestra es establecer primero un nivel de servicios y luego negociar el costo más bajo para ese nivel de servicios”.

“¿Qué es lo que hay disponible? La problemática es la que todos conocen, el sistema de rutas implica que todas apuntan a Montevideo con muy pocas posibilidades de cruzar de oeste a este. ¿Cómo hacemos para mover los productos de las plantaciones para aquí abajo? —Se preguntó el experto localizando en el mapa la ubicación proyectada de la planta—. Desde el punto de vista del transporte es totalmente ineficiente venir de Cerro Largo, bajar a Montevideo e ir al oeste y subir hasta el lugar de la planta, es carísimo. Por lo tanto ¿Cómo se abastece una planta de celulosa que está a un promedio de distancia de 200 a 300 kilómetros de las plantaciones que es la materia prima? Y cuando hablamos de transporte de rolos estamos hablando de una gran cantidad de agua, más ineficiente todavía el transporte”.

“Un puerto en el atlántico es una opción desde el punto de vista logístico tremendamente interesante.”

“Volviendo a la estrategia inicial, y considerando la problemática que tenemos con las carreteras, hemos definido una estrategia bimodal, que no es más que combinar río y transporte carretero, esto es camiones y barcazas. Estamos hablando de un proyecto que considera entre cuatro y cinco barcazas, tipo AG 5000 y dos a tres remolcadores de 2500 hp. Cuando hablamos de camiones, nos referimos a una flota estimada de 400 camiones. ¿Y por que bimodal? Una por ser una estrategia de crecimiento, si pensamos solo en las carreteras y con el sistema carretero que tiene Uruguay no nos podemos dar el lujo de abastecer la planta cuando están las plantaciones tan lejos. Tenemos que pensar en el abastecimiento de la planta. La planta proyectada tiene una producción promedio de 4.500 toneladas diarias, al precio de la celulosa de hoy son entre dos o tres millones de dólares diarios. Si no hay abastecimiento diario implica entre dos a tres millones de dólares de pérdida. Estamos dispuestos a pagar un poco más caro el sistema estratégico de transporte para evitar que eso no nos pase. Diez días parada la planta, no se paga con ningún sistema de transporte. La segunda razón es el medio ambiente. El sistema de transporte con barcazas es mucho más amigable con el ambiente que transportar en camión. De esta forma estamos garantizando un sistema de abastecimiento a la planta”.

“El proyecto portuario es un muelle de barcazas, un muelle de ultramar con un sitio de atraque. En una primera etapa vamos a dragar a lo que nos permite el Martín García. El puerto está diseñado para poder llegar a 12,5 metros de calado. Tiene un rompeolas de protección de 1.000 metros, una obra de arquitectura nada barata para construir. El muelle está pensado para barcos de hasta 80.000 toneladas. Y estamos hablando de un dragado de toda la zona portuaria de 2.000.000 de metros cúbicos. El plan es que en la terminal de Fray Bentos, se carguen las barcazas con los rolos y descarguen en Punta Pereira, el sistema fluvial son 156 km de navegación en el río, operando 24 horas al día y siete días a la semana, dos remolcadores que empujan las barcazas, 560 salidas estimadas para las barcazas de 5.000 toneladas. Las barcazas tienen un calado de 5,50 metros. Podemos embarcar entre 4.700 a 5.000 toneladas en este tipo de barcazas. La carga y descarga se hará con grúas hidráulicas eléctricas, ya que en la planta sobrará energía”.

“Comparando lo que es una barcaza versus un camión. Por el río hay una distancia de 156 km , si lo hacemos por carretera son 172 km . En un viaje una barcaza lleva 5.000 toneladas, en un viaje de camión lleva 30 toneladas. Si pensamos que vamos a mover 2.800.000 toneladas al año en barcazas vamos a hacer 560 viajes, en camión 93.333 viajes. Son 93.333 camiones que salen de la ruta. Son 186.000 veces que el camión no pasa cerca de una escuela, una casa. Son 186.000 veces de reducción de posibilidad de accidentes. Regresando a la comparación, una barcaza para mover las 2.800.000 toneladas va a consumir 4.550.000 litros al año de combustible versus camiones que van a consumir 11.000.000 de litros al año. Eso significa que en términos de emisiones de CO2 el sistema de barcazas emite 14.303 toneladas de CO2 versus el sistema de camiones que emite más de 36.000 toneladas de CO2 .

Las estimaciones son conservadoras. Un camión puede mover 150 kilos por cada hp, un tren con un hp es capaz de mover 500 kilos, una barcaza es capaz de mover 2950 kilos. En la eficiencia en el transporte de traslado la barcaza lleva la delantera. Son cifras que me gusta mostrar porque son indicadores en términos de consumo de combustible. Yo necesito un litro de combustible para mover una tonelada un kilometro en un camión, en una barcaza necesito 0.01 litro de combustible para mover el mismo peso la misma distancia. Esa es la diferencia estamos hablando del 1%. Otra ventaja: una barcaza con 5.000 toneladas lleva la carga equivalente a 167 camiones, una barcaza siendo conservador en los números, la podemos tripular con ocho personas, 16 si la queremos manejar a doble turno. Para los camiones en doble turno precisamos 334 personas. Son 334 personas versus 16.”

“Por otro lado las barcazas de Montes del Plata es una contribución a la flota con bandera uruguaya”.

“Nosotros vamos a recorrer entre idas y vueltas 70.000.000 de kilómetros al año. Vamos a consumir unos 24.000.000 de litros, vamos a gastar hasta US$ 30 millones de dólares, vamos a pagar casi US$ 7 millones de dólares al año por IVA en el combustible consumido. Considerando que la distancia media a la luna es de 384.000 kilómetros , Montes del Plata en un año va a ser 90 viajes a la luna”.

“Algunas de nuestra preocupaciones en materia de abastecimiento y logística son: 1. el sistema carretero, no solamente la matriz de rutas sino lo que tiene que ver con el estado de las carreteras, lo que yo llamo un desafío para choferes no profesionales. 2. Caminos intransitables con lluvias. 3. El problema de las banquinas, muchas inexistentes, esto obliga que los camiones cuando van en la ruta tiendan a manejar con una rueda sobre el eje. El problema es cuando los camiones se topan con una motocicleta. La fuerza del viento de un camión de 45 toneladas es capaz de derribar a las motocicletas. 4. Puentes angostos, de estados dudosos, algunos sobre la ruta 14”.

“Necesitamos tener personal profesional, necesitamos tener técnicos capacitados en todas las áreas. Esto es un proyecto industrial de 1.900 millones de dólares y vamos a necesitar técnicos. Nuestra respuesta es esta: la profesionalización. ¿Cómo lo hacemos? Con entrenamiento, con formación, con certificación. Nosotros vamos a exigir certificaciones psicotécnicas, que sepan primeros auxilios, tienen que saber de motores, no me basta que sepan conducir solamente. Tienen que saber conducir un camión de 45 toneladas, pasando frente a motocicletas y familias. ¿Y a quien capacitamos? En este sentido nos interesa resaltar también las externalidades positivas, que es la generación de trabajo. Un trabajador capacitado, es más seguro, más eficiente. Nosotros calculamos que necesitamos unos 800 conductores. ¿Es posible encontrar este número? Yo creo que sí existe la posibilidad, y hay que capacitar. Y aquí necesitamos la ayuda del Estado, de las otras empresas con las que vamos a trabajar para atraer a personas que quieran capacitarse y trabajar”.

“En el área logística, si yo me equivoco hoy, el problema lo veo hoy a diferencia del área de plantación, donde se ven los problemas a veces después de 10 años”.

“¿Si Uruguay pude ser un polo logístico? En Uruguay hay fronteras de 1.064 kilómetros con Brasil, incluyendo la laguna Merín y los ríos Yaguarón y Cuareim. Hay 508 kilómetros de río Uruguay, 402 kilómetros de río de la Plata , 215 kilómetros de océano Atlántico. Es decir que más de la mitad del país limita con el agua, no es una isla, pero limita en gran parte con el agua, entonces hay que usar el agua. Y ahí es donde viene el polo logístico, sería interesante poder dragar el río para llegar a Paysandú, idealmente se puede llegar a Salto. Hay 400 kilómetros de río que no se pueden aprovechar. El río de la Plata , hay que dragar el Martín García. Sobre los puertos en el Atlántico, soy ferviente defensor del desarrollo responsable y creo que el puerto puede convivir con el desarrollo turístico. Sobre el puerto de aguas profundas, no existe la posibilidad de desarrollar un polo logístico sin puerto de aguas profundas. Hay 2.000 barcazas en la hidrovía, hay otras tantas en Brasil. No se puede pensar en chico, hay que pensar en grande.

Tenemos socios como Brasil, Argentina, Paraguay, Bolivia. Se podría pensar en un puerto de transbordo. Para hablar de polo logístico hay que hacer inversiones en infraestructura. Hay que arreglar las carreteras y hacer carreteras que crucen de este a oeste. Hay que generar áreas de acopio. No sé si seguir invirtiendo en ferrocarril que viaje de norte a sur y concentrar la carga en Montevideo. Tal vez si pensamos en un puerto de aguas profundas los mismos fondos lo pueden abastecer. En la ciudad de Montevideo, el desarrollo urbano fue apretando el puerto contra el agua y es difícil pensar en un gran polo logístico en Montevideo. La respuesta es sí se puede. Hay que pensar en grande”.

Las imágenes presentadas en ésta edición corresponden al sitio web de Montes del Plata-Uruguay.

Lana de 14,4 micras: nuevo récord de fardo ultrafino en Uruguay

Uruguay obtiene el mejor precio en su historia: 37,76 US$/kg (base limpia)

En el marco del Consorcio Regional de Innovación de Lanas Ultrafinas del Uruguay (CRILUFU), conformado en diciembre de 2010, se generó un nuevo récord de lana ultrafina en el país con un fardo de 14,4 micras. Además, se obtuvo el mejor precio en la historia del Uruguay por este producto: 37,76 US$/kg (base limpia).

El Consorcio es una alianza público-privada integrada por la Sociedad de Criadores de Merino Australiano del Uruguay (SCMAU), el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), la industria textil (Gremial de Peinadores de Lana) y un grupo de 42 consorciados que involucra a 51 productores.

Con esta iniciativa se busca la producción de lanas ultrafinas (menores a 15,6 micras) a cielo abierto y en regiones ganaderas extensivas en las cuales la producción de lanas diferenciadas y de alto valor tienen una alta competitividad frente a otras opciones productivas.

El grupo de consorciados está constituido por productores laneros provenientes, en su mayoría, del norte del país. En esta región se concentra gran parte de la producción ovina de Uruguay. Estos consorciados provienen de nueve de los 19 departamentos del país.

Es importante destacar que el Proyecto Merino Fino del Uruguay, iniciativa que finalizó en el año 2008 luego de 10 años de ejecución por parte de INIA, la SCMAU y el Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), constituye el antecedente de mayor impacto productivo y social que tiene el Consorcio.

El Proyecto Merino Fino del Uruguay contribuyó al aumento significativo de la producción de lanas finas en el período mencionado: de 40.000 kg de lana por debajo de las 20 micras a más de 1.500.000. A partir de este proyecto, un importante y creciente número de productores de lanas finas y superfinas generan este producto en base a un paquete tecnológico validado y adaptado; al mismo tiempo, la industria topista nacional industrializa y paga precios diferenciales en el marco de distintos acuerdos comerciales. En este sentido, este proyecto, a lo largo de 10 años de funcionamiento, promovió la producción de lanas diferenciadas y de alto valor de acuerdo a las demandas de los mercados más exigentes del ámbito internacional.

Un componente importante del Consorcio es el Núcleo Genético ubicado en la Unidad Experimental Glencoe, perteneciente a la Estación Experimental de INIA Tacuarembó. El núcleo está integrado por 500 vientres, sus reemplazos y carneros de alto mérito genético. El núcleo de ovejas de élite produjo, en la zafra 2009–2010, lanas con un diámetro promedio de 15,7 micras; son animales que tienen un peso promedio superior a 50 Kg y producen más de 4 Kg de lana total/cabeza.

Estos animales, a su vez, son seleccionados y multiplicados con herramientas tecnológicas de última generación y se distribuyen entre los consorciados y otros interesados. En este último caso, se utilizan diferentes mecanismos comerciales y de responsabilidad social a través de los cuales los productores familiares pueden acceder mediante proyectos específicos vinculados al fomento del desarrollo y la inclusión social en el ámbito rural.

El laboratorio del SUL determinó los siguientes valores de calidad de la lana para este año: 14,4 micras promedio, 20,1% coeficiente de variación del diámetro, 99,8% factor de confort, 79,3% de rendimiento al lavado, 68,2 de luminosidad (Y) y -1,1 grado de amarillamiento (Y-Z). Este fardo se comercializó en el marco del acuerdo que suscribieron la SCMAU con la empresa Lanas Trinidad S.A, en el cual, el precio final recibido fue de US$ 37,76/kg base limpia (U$S 28,92/kg base sucia).

Información suministrada por la Unidad de Comunicación y Transferencia de Tecnología, INIA Tacuarembó .

Estados Unidos destina fondos para investigación en cultivos y en cambio climático

El gobierno federal estadounidense está invirtiendo US$ 60 millones en tres grandes estudios sobre los efectos del cambio climático en los cultivos y los bosques, para ayudar a garantizar que los agricultores y silvicultores sigan produciendo alimentos y madera en un entorno cambiante.

Los tres estudios tienen un nuevo enfoque respecto a la investigación de cultivos y del clima al reunir a investigadores de una amplia variedad de campos y alentarlos a encontrar soluciones apropiadas para áreas geográficas específicas. Un estudio se centrará en el maíz del Medio Oeste, otro sobre trigo en el noroeste y un tercero sobre los bosques de pinos del sur de Estados Unidos (EEUU).

Cambio de los patrones del clima ya han tenido un gran efecto en la agricultura de EEUU, y el país tiene que prepararse para cambios aún más grandes, dijo Roger Beachy, director del Instituto Nacional de la Alimentación y la Agricultura , un apéndice del Departamento de Agricultura de EEUU. Y puesto que los cambios se espera que varíen de región a región, dijo que áreas diferentes requieren soluciones diferentes. Algunas áreas pueden tener períodos vegetativos más prolongados o sufrirán inundaciones más frecuentes, mientras que otras pueden experimentar más sequías o estaciones de crecimiento más cortas, explicó.

“Lo que los climatólogos han predicho es que las áreas que fueron en un tiempo húmedas, de hecho, estarán secas y calientes, en lugar de húmedas y frescas “, dijo Beachy como ejemplo. “Si eso es correcto, entonces tenemos que tener las variedades de cultivos que crezcan en esas zonas y se adapten a los cambios en el clima. Así que en realidad todo se reduce a que si no lo hacemos, puede que tengamos alguna escasez en ciertos tipos de alimentos “, agregó.

El proyecto de maíz será dirigido por un sociólogo rural, Lois Wright Morton, de la Universidad Estatal de Iowa. La colaboración entre los climatólogos, científicos del suelo, científicos de plantas y otros, llevara a que los investigadores deban realizarse preguntas que nunca pensaron antes.

“Realmente se han reunido los mejores científicos en el ámbito agrícola para hacer frente a estos problemas”, dijo Wright Morton, quien agregó que los miembros de su equipo no sólo son expertos en sus campos, sino que están dispuestos a aprender de los demás. “Eso es una combinación muy potente”, enfatizó.

Tim Martin, profesor de fisiología de árboles en la Universidad de Florida y jefe del proyecto forestal, dijo que se centrarán en el Pinus taeda , que cubre el 80 por ciento de la superficie forestal plantada en el sudeste de EE.UU. Los bosques de pinos del sur son los que producen más productos de madera en todo el país, y consumen una enorme cantidad de dióxido de carbono de la atmósfera, siendo importantes para la economía y el medio ambiente, dijo.

“Los bosques del sur contienen un tercio de todo el carbono secuestrado, almacenan carbono”, dijo Martin. “Y todos los años —añadió— los bosques del sur almacenan carbono adicional suficiente para compensar el 13% de las emisiones de gases de efecto invernadero en la región. Así que por el solo hecho de crecer, los bosques toman el CO2 de la atmósfera y lo almacenan en la madera y en el suelo. ”

Los tres proyectos tratarán de desarrollar cultivos y bosques que mejor puedan resistir las condiciones del cambio climático. Por ejemplo, dijo Martin, su equipo le ayudará a elegir las mejores variedades de pinos para plantar en lugares particulares, dados los cambios esperados en el clima allí.

El líder del proyecto de trigo, Sanford Eigenbrode, un entomólogo de la Universidad de Idaho, dijo que los cultivos de cereales almacenan menos carbono que los árboles, pero pueden ser manejados para maximizar el beneficio, por ejemplo con mejores prácticas de labranza. Su equipo también trabajará en los fertilizantes nitrogenados, que se utilizan en gran medida en la producción de trigo y maíz. Cuando los agricultores utilizan el fertilizante de manera eficiente, no tienen que comprar mucho, pueden reducir sus costos, sostuvo. Pero cuando se usa ineficientemente, dijo, los fertilizantes contaminan el agua con el escurrimiento de nitrato y el aire con el óxido nitroso.

“Es un gas de efecto invernadero mucho más fuerte, molécula a molécula, que el CO2 , agregó Eigenbrode sobre el óxido nitroso. “Así que si podemos aprender a utilizar nuestro nitrógeno de forma más eficiente vamos a hacer cosas buenas para el agricultor, el consumidor y el clima”, remató el científico.

El Instituto Nacional de la Alimentación y la Agricultura anunció el mes pasado que cada uno de los proyectos recibirá US$ 20 millones. Los tres estudios convocan a los investigadores a comunicarse estrechamente con los agricultores y silvicultores para comprender mejor sus decisiones en los negocios y tratar de mejorar las posibilidades de los productores que adopten sus recomendaciones.

Los estudios tienen por objeto mejorar la gestión económica y ecológica de importantes cultivos, y hará que los agricultores sean capaces de manejar la variable clima, no importa lo que ocurra con él, dijo Martin.

“Independientemente de lo que uno puede pensar acerca de la causa, ciertamente hay muchas evidencias de que el clima está cambiando y estos cambios pueden afectar a nuestros sistemas de producción “, expresó Eigenbrode, quien señaló que “es importante para nuestra seguridad alimentaria. Así como cambia el clima, la agricultura tiene que cambiar.”

Más información aquí.

Planta de regasificación de gas natural licuado

Los gobiernos de Uruguay y Argentina encomendaron a sus empresas energéticas llevar adelante las acciones que posibiliten la construcción de una planta privada de regasificación de gas natural licuado (GNL), a levantarse en la plataforma marítima uruguaya.

Las compañías energéticas estatales de ambos países, ANCAP, ENARSA y UTE, están dedicadas a identificar empresas privadas interesadas en desarrollar una planta de regasificación de GNL en Uruguay.

El proyecto surge con el objetivo de diversificar la matriz energética y obtener un suministro seguro de GNL en ambos países, a partir de 2013.

La planta regasificadora será flotante y estará localizada aproximadamente a 12 kilómetros de la costa uruguaya, en el Río de la Plata , frente a la desembocadura del arroyo Solís Grande. El proyecto prevé que, durante los primeros 15 años, la planta llegará a suministrar 15 millones de m3/día de gas natural, a repartir entre los dos países.

La unidad será financiada íntegramente por inversores privados, quienes se encargarán de la operación de la misma así como también de la instalación, el mantenimiento y la provisión de GNL. La inversión se estima en el entorno de US$ 400 millones.

Las empresas interesadas deberán manifestar su interés antes del 11 de abril de 2011 y demostrar experiencia en regasificación, así como también en construcción y mantenimiento de plantas de características semejantes.

El cronograma previsto por las tres compañías energéticas estatales establece que en el segundo semestre del corriente año, una vez evaluadas las manifestaciones de interés recibidas, se convocará a una licitación pública internacional para realizar la adjudicación del proyecto

Más información aquí.

Un correcto tratamiento para los efluentes domiciliarios

Según los resultados del Índice de sustentabilidad latinoamericano (ver), Buenos Aires se destacó junto con Quito como las únicas ciudades grandes en la región que no realizan ningún tratamiento de sus efluentes.

Los sistemas de tratamiento de efluentes a gran escala tienen en general un precio casi prohibitivo, de varios millones de dólares, pero se están desarrollando últimamente interesantes tecnologías más económicas, que tranquilamente podrían ser aplicadas en pequeños municipios.

Una de estas tecnologías, llamada afectivamente “Poo gloo”, puede tratar aguas contaminadas utilizando menos energía y a un precio diez veces menor que las grandes instalaciones mecánicas, pero logrando los mismos estándares de calidad. Para lograrlo, aprovecha las bondades de las bacterias.

Aunque por inercia varias personas de la empresa Wastewater Compliance Systems (ver ) lo siguen llamando “Poo Gloos” el nombre técnico del dispositivo es “Bio-domo” y ya varios pueblos en los Estados Unidos han empezado a utilizarlos con éxito.

“La idea que tuvimos fue crear un hogar específicamente para bacterias”, explicó Kraig Johnson, de Wastewater Compliance Systems. Johnson empezó a desarrollar la tecnología en el año 2002. Cada unidad tiene 180 centímetros de diámetro, 90 de altura y se apoya sobre una base de 30.

Las aguas de desagües suelen terminar en unas lagunas artificiales donde son tratadas antes de ser descargadas en ríos y lagos. Para poder acelerar el proceso de tratado es necesaria la actividad biológica, es decir el trabajo de las bacterias, que se ocupan de reducir los niveles de contaminantes que pueden resultar dañinos.

Pero las bacterias no siempre se desarrollan en cantidades suficientes en estas lagunas artificiales, o tampoco pueden sobrevivir si el agua allí es demasiado fría. Para solucionar esto se suelen usar unos biofilms que mejoran el ambiente para las bacterias. Pero la superficie en estas lagunas artificiales no es tan grande como para que resulte realmente efectivo.

Por eso los ingenieros de Wastewater Compliance Systems tuvieron la idea del Bio-domo, que consiste en alinear siete iglúes de plástico sobre las lagunas de tratamiento de aguas. De este modo maximizan la superficie, ya que cada iglú tiene dentro varias capas de film biológico, logrando una superficie efectiva de 260 metros cuadrados para que las bacterias crezcan.

Allí dentro las bacterias heterotróficas son las que se alimentan de gran parte de los compuestos orgánicos cloacales, mientras que las bacterias autotróficas dan cuenta de los compuestos como el amoníaco y nitrógeno. A cada iglú se le conectan tubos encargados de bombear burbujas de aire para ayudar a las bacterias autotróficas y hacer circular los desechos para alimentar a las bacterias.

Los iglúes también aportan un ambiente oscuro que ayuda a alejar a las algas, que suelen competir con las bacterias en estas lagunas artificiales.

Eficiencia y ahorro. Construir una nueva planta de tratamientos cuesta varios millones de dólares mientras que una típica instalación con los bio-domos se calcula entre 100 y 200 mil dólares. Se destaca también que son muy eficientes energéticamente: 10 bio-domos consumen 0,75 kW mientras que una instalación mecánica con prestaciones similares requiere entre 30kW y 45kW.

Además requieren muy bajo mantenimiento, ya que no tienen partes movibles, son de plástico, concreto y acero inoxidable. La única parte móvil que requeriría mantenimiento es el bombeador de aire.

La empresa ha vendido hasta ahora más de 200 unidades y ha instalado sistemas a gran escala en cuatro localidades en Estados Unidos. Ya han sido probadas y han resultado eficientes desde donde se las mire.

Más información aquí.

Comparta este artículo

DeliciousDiggGoogleStumbleuponRedditTechnoratiYahooBloggerMyspaceRSS